_
_
_
_
_
ANDALUCÍA

Cosentino amplía su actividad al granito y monta una planta en Brasil

Cosentino, la principal empresa del sector de mármol de Macael (Almería), va a diversificar su actividad hacia el granito con una planta de acabado en Brasil y un almacén en México. Para ello invertirá unos 1.200 millones de pesetas (7,2 millones de euros) en los próximos dos años.

Latinoamérica se ha convertido en el principal campo de operaciones del grupo almeriense Cosentino. En esa zona geográfica está centrando la expansión de su principal producto, el silestone (una piedra artificial a base de cuarzo y cristal) y también allí va a iniciar la comercialización de granito, una piedra natural con casi nula presencia hasta ahora en los negocios de la compañía.

Cosentino va a construir una planta de pulido automático de granito en el Estado brasileño de Vitoria, en la que invertirá 475 millones de pesetas (2,85 millones de euros), y que estará lista en mayo del año que viene. Unos meses antes abrirá un almacén regulador de granito en la capital de México, al que destinará unos 100 millones. Los centros serán gestionados por dos empresas filiales: Latina de Vitoria y Latina de México. "Brasil se ha convertido en los últimos años en uno de los principales productores de granito, con unas calidades y colores que se diferencian del que se encuentra en España, por eso iniciaremos allí su explotación", explica el director de mercadotecnia de Cosentino, Santiago Alfonso.

La compañía comprará el granito a canteras locales y contratará también el corte y aserrado. "En 2003 o 2004 pensamos añadir a la planta de Vitoria una línea de telares de aserrado y así controlar toda la transformación del producto", indica Alfonso. Para ello la empresa destinará otros 600 millones de pesetas, con lo que la inversión total del proyecto alcanzará 1.200 millones.

El granito que salga de Brasil en forma de tableros será comercializado a través del almacén de México -principalmente hacia Estados Unidos- y se transportará también a los cuatro centros de distribución de la empresa en España para venderlo aquí o en otros mercados europeos. "Aún no hemos estimado el peso que tendrá el granito en nuestras ventas, pero vamos a apostar fuerte por este producto, cuya oportunidad de negocio en Brasil hemos descubierto durante la implantación allí del silestone, aunque la comercialización de ambas piedras se realiza mediante canales y filiales diferenciadas", dice el directivo.

El grupo Cosentino, que cuenta con filiales en Estados Unidos, Latinoamérica y Europa, prevé facturar 22.000 millones de pesetas (132,2 millones de euros) este año, un 45% más que en 2000.

 

El mármol vuelve al primer plano

Con la diversificación hacia el granito, Cosentino camina hacia su gran objetivo, convertirse en un centro integral para la transformación de la piedra natural. La compañía, fundada hace 21 años y propiedad de Francisco Martínez Cosentino, inició su actividad con la extracción y manipulación de mármol en Macael. Posteriormente, diseñó un producto a base de cuarzo y cristal -el silestone- que ha disparado su facturación en los últimos años a medida que lo ha ido implantando en los mercados internacionales, principalmente Estados Unidos. De hecho, supone el 70% de sus ventas, frente al 30% del mármol. Una facturación que proviene del exterior en un 45%.

Sin embargo, a pesar del éxito del silestone y de su apuesta hacia nuevos productos como el granito, la compañía no va a dejar de lado su piedra original. Cosentino prepara el lanzamiento de nuevos productos de mármol decorativo para hogares y hoteles que está desarrollando en su complejo industrial de Cantoria, en el entorno de Macael, al que el año pasado destinó 2.000 millones para renovar y ampliar la maquinaria de transformación de mármoles.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_