_
_
_
_
_
INTERNACIONAL

Argentina desmiente una quita de capital y amplía el plazo del canje

El viceministro de Economía argentino, Daniel Marx, desmintió ayer de manera tajante la posibilidad de una quita de capital a los tenedores extranjeros de títulos de la deuda del país suramericano. Después de que el ministro de Economía, Domingo Cavallo, enviara una carta a esos acreedores, Marx anunció también que el Gobierno ha decidido prolongar una semana el plazo para la operación de canje de los acreedores locales. El riesgo-país no baja.

Marx salió ayer al paso de una versión periodística que le atribuía haber afirmado que era posible una quita del capital en los bonos de la deuda argentina.

"Desmiento que nosotros estemos trabajando con la hipótesis de una quita de capital", dijo el viceministro de Economía. "Yo no hablé de quita de capital y, en todo caso, los acreedores hablarán por sí mismos", agregó.

Asimismo, anunció que el Ministerio de Economía ha resuelto prorrogar hasta el viernes 30 de noviembre el plazo que los tenedores locales de títulos tienen para presentarse al canje de deuda. La operación, que comenzó el lunes pasado, debía finalizar mañana. De esta manera, los bancos y fondos de pensión locales tienen una semana más de plazo para presentarse.

También fue Marx el encargado de seleccionar a los bancos de inversión internacionales que coordinarán el proceso de canje a nivel global. Las entidades elegidas son Merrill Lynch, Deutsche y Salomon Smith Barney (de Citigroup). Fuentes cercanas a las negociaciones dijeron que otros bancos podrían ingresar en la operación en los próximos días.

Por su parte, Cavallo, quien ayer explicó los alcances de su plan durante una reunión de ministros de Economía latinoamericanos en Lima, envió una carta "a los tenedores de bonos argentinos". Se trata, en realidad, de un texto dirigido a los acreedores internacionales, con el objetivo de calmar sus crispados ánimos. En la carta, el ministro argentino afirma que "es nuestra firme intención llevar adelante esta operación en el marco de una plena cooperación con nuestros acreedores privados y con los organismos multilaterales de crédito". En esta línea, finaliza asegurando que "se realizarán todos los esfuerzos necesarios para asegurar un diálogo continuo, ordenado y cooperativo con nuestros acreedores". Un tono bien distinto al que ha empleado hasta esta semana, cuando afirmaba que aquellos que no accedan al canje "voluntario" podrían quedarse con títulos menos seguros.

A pesar de estas seguridades oficiales, el riesgo-país registró ayer un máximo de 3.200 puntos básicos, para luego descender a 3.026 puntos, cerca de los niveles del martes. En cualquier caso, se mantiene en altos niveles y no baja. La Bolsa de Comercio subió un 0,2%, en un marco de negocios restringidos y sin interés.

El debate económico y político se centra ahora en el uso que el Gobierno hace de sus reservas internacionales para hacer frente al pago de la deuda. Este manejo monetario fue admitido ayer por el jefe de Asesores del ministro Cavallo, Guillermo Mondino.

Algunos economistas criticaron duramente esta política y vaticinaron que, si los depósitos bancarios siguen cayendo, ese uso de reservas no podría estirarse mucho tiempo. Otros, como el antecesor de Marx en el cargo, Mario Vicens, auguran una dolarización.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_