_
_
_
_
_

Los nuevos propietarios de Aerolíneas Argentinas abren el capital a los acreedores

Air Comet, empresa a la que la SEPI acaba de adjudicar Aerolíneas Argentinas, ha iniciado negociaciones con algunos de los acreedores de la compañía para darles entrada en el capital.

La empresa española, que está controlada por Gonzalo Pascual, Gerardo Díaz y Antonio Mata, negocia también con los sindicatos de Aerolíneas para que acepten reducir el salario de los trabajadores hasta un 20% a cambio de acciones de la empresa. Además, Air Comet ha pedido al Gobierno argentino que rebaje los impuestos para la actividad aérea.

El presidente de Air Comet, Antonio Mata, indicó que el plan de competitividad de Aerolíneas Argentinas se basa en el aumento de ingresos y la reducción de costes. Los ingresos se incrementarán con el lanzamiento de nuevos productos, más específicamente turísticos y de carga. Los costes se rebajarán con la disminución del salario de los empleados y la renegociación de las condiciones comerciales con los acreedores a la compañía argentina.

En este último punto, Mata fue bastante preciso: "Desde Air Comet vamos a hacer una gestión global de la compañía. (...) Los proveedores han de adaptarse a los nuevos costes". Por el momento, los gestores han comenzado a "cambiar parte de los proveedores de la empresa, ya que "Aerolíneas estaba desajustada en el gasto", según Mata.

Además de la renegociación con los proveedores, la empresa está cerrando la lista de acreedores que participarán en la suspensión de pagos, con los que va a renegociar la deuda de Aerolíneas, que está cifrada en 1.200 millones de dólares (221.628 millones de pesetas). La SEPI se ha hecho cargo de 600 millones de dólares, mientras que Air Comet ha asumido el resto.

Sin embargo, de esos 600 millones de dólares, la ley argentina permite a Air Comet realizar una quita de hasta el 60%, lo que supone, que, dependiendo de su capacidad de negociación con los acreedores, Air Comet tendría que afrontar unos 240 millones de dólares (44.326 millones de pesetas).

Air Comet va a poner en marcha una ampliación de capital de 50 millones de dólares (9.234 millones de pesetas) en la que darían entrada a los trabajadores de Aerolíneas, que volverían a tener más participación, y a inversores argentinos.

Además, Mata especificó: "Pudiera ser que [en esa ampliación de capital] diéramos entrada a algunos de los acreedores". Sin embargo, el presidente de Air Comet y también presidente de Interinvest, la sociedad tenedora de acciones que posee el 92,1% de Aerolíneas, declinó precisar el nombre de los candidatos a accionistas.

Entre los principales acreedores de la compañía argentina se encuentra un grupo de bancos que acumula casi el 50% de la deuda financiera, el constructor de aviones Airbus y la petrolera española Repsol YPF.

Mata indicó que el plan de reactivación de Aerolíneas Argentinas prevé que en 2002 el resultado alcance el punto de equilibrio y las ventas sumen 1.054 millones de dólares (194.663 millones de pesetas).

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_