_
_
_
_

La escasez de ayuda internacional augura una catástrofe en Afganistán

De los 24 millones de dólares prometidos por los países donantes, sólo la mitad ha llegado a manos de Acnur, mientras que el Programa Mundial de Alimentos sólo ha recibido el 6% de los 257 millones de dólares solicitados. En Unicef, las donaciones tampoco alcanzan la mitad de los 36 millones de dólares necesarios para asistir a los niños. A un mes del invierno, la necesidad de ayuda en Afganistán es urgente.

En una carrera contra el tiempo, la agencia de la ONU se apresura a construir campos para refugiados afganos en Pakistán e Irán. En un mes llegarán las primeras nieves a la región y las organizaciones humanitarias se temen lo peor. Dentro de Afganistán, más de 100.000 familias se quedarán sin recibir ayuda debido a que la nieve bloqueará las carreteras de acceso.

La proximidad del invierno y el recrudecimiento que se espera se produzca en la guerra que EE UU y sus aliados libran contra Afganistán han obligado a las agencias humanitarias a reclamar las donaciones prometidas.

En Acnur (Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados) se quejan de que sólo han recibido 12 millones de dólares (2.200 millones de pesetas) y se preguntan cuándo llegarán los otros 12 comprometidos. El éxodo de refugiados aumenta cada día y la ayuda no alcanza para todos. Ron Redmond, portavoz del Acnur, dijo la semana pasada que el acopio de "provisiones en este momento es crucial para asegurar que Acnur puede responder con rapidez" a la afluencia de refugiados que se espera.

¿Dónde está el dinero?

Redmond apuntó que era posible que el número de afganos que huyen de su país alcance los 400.000. Sólo el pasado viernes, más de 3.000 afganos se introdujeron en Pakistán en condiciones "caóticas", como dijeron desde la ONU. Fue el mayor éxodo en un día desde que comenzaron los bombardeos, pero se prevé que esta cifra se supere en días venideros.

Redmond denunció que Acnur no había recibido nada de dinero desde el 8 de octubre. "Muchas promesas, pero ¿dónde está el dinero?" señaló. La agencia cree que para poder atender a las 400.000 personas que se esperan en Pakistán e Irán se necesita recaudar unos 50 millones de dólares (casi 10.000 millones de pesetas).

El Programa Mundial de Alimentos (PMA), dependiente de Naciones Unidas, ha estimado que requiere 257 millones de dólares (47.000 millones de pesetas) para alimentar a 7,5 millones de afganos en los próximos seis meses. El PMA había recibido hasta ahora unos 114 millones de dólares (21.000 millones de pesetas) para comida y otros ocho millones de dólares para sus operaciones logísticas.

Además de los fondos, las agencias humanitarias se enfrentan al problema de la distribución, que difiere de unas zonas a otras del país. Las regiones centrales son las que peor acceso tienen, ya que carecen de redes de transporte local y hay cortes de combustible. Según Intermón Oxfam, unas 400.000 personas sobreviven a base de comer hierbas y dos millones de personas no tienen suficiente comida para pasar el invierno, de los que medio millón quedarán incomunicados con las primeras nieves de noviembre. Las provisiones de comida del PMA en Afganistán -9.000 toneladas- sólo alcanzan para dos semanas más.

Desde Unicef también se critica la escasa generosidad de los Gobiernos. De los seis millones de afganos que necesitan ayuda humanitaria internacional para sobrevivir, el 20% son niños de menos de cinco años. Pese a ello, esta organización sólo ha obtenido la mitad de los 36 millones de dólares (6.600 millones de pesetas) que ha pedido.

Con una esperanza de vida de 40 años y un porcentaje de mortalidad del 26% entre los niños menores de cinco años, Afganistán es uno de los países más necesitados del mundo y el que más refugiados tiene. La guerra no ha hecho más que agravar una situación que ya resultaba insoportable.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_