La CNMV estudia el repunte en Bolsa de Telepizza de los últimos días

El consejo de administración de Telepizza tuvo que salir ayer al paso de los intensos rumores que aseguran que la cadena de pizzerías negocia un acuerdo corporativo con una gran empresa que supondría la venta de la compañía presidida por Pedro Ballvé. La sociedad aseguró desconocer cualquier información de una posible OPA sobre la compañía. Los títulos de Telepizza subieron ayer un 11,86% y alcanzaron un precio de 2,17 euros (361 pesetas).

Telepizza "al día de la fecha no mantiene negociación alguna que puedan derivar en una posible oferta pública de adquisición sobre las acciones de la sociedad".

La compañía presidida por Pedro Ballvé pretendía así dar respuesta a los requerimientos de información que desde la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se le hicieron ayer. La CNMV, alertada por la espectacular revalorización que las acciones han experimentado desde hace 14 días -su valor se ha incrementado un 67%- pidió a la compañía que diera información al mercado sobre la situación. Telepizza aseguró desconocer "cualquier información sobre la noticia".

Sin embargo, los analistas del valor dan por hecho que algo va a pasar y apuestan por una operación de compra liderada por un gran grupo internacional.

Operación concertada

Hasta aquí todo es consenso, pero a la hora de identificar al posible comprador el acuerdo se resquebraja y aparece un rosario interminable de posibles compradores: Domino's, Pepsico, Nestlé o incluso una operación concertada de un grupo de franquiciados descontentos con la gestión impuesta en la compañía por las familias Ballvé y Olcese y dispuestos a pasar a la acción, controlar la empresa y dar un golpe de timón.

Lo cierto es que desde el pasado 4 de octubre, día en el que se desencadenó toda la especulación sobre el valor, Ibersecurities, la sociedad de Bolsa controlada por el Banco Sabadell, ha movido 19,3 millones de títulos sobre un total 44,65 millones de acciones. Esta sociedad, la más activa respecto al valor con enorme diferencia -la segunda, Mercavalor, únicamente movió desde la fecha citada 3,24 millones de títulos- había rebajado recientemente su recomendación a vender.

En fuentes de esta sociedad de valores aseguraron ayer que tras el hecho relevante de Telepizza sólo cabe pensar que lo sucedido se limita a que el mercado ha terminado por reconocer que las acciones estaban enormemente castigadas (marcó mínimos el pasado 21 de septiembre en 1,19 euros, 198 pesetas) y ha optado por aprovechar la oportunidad y elevar el precio.

Las expectativas sobre el valor han sido tan grandes que en las dos últimas sesiones se ha negociado cerca de un 6% del capital, cuando la media de las negociaciones de las últimas 120 sesiones se sitúa en el 1,5%.

La especulación ha encontrado un enriquecido caldo de cultivo en el hecho de que el núcleo estable accionarial de la empresa es el primer descontento con el descalabro que ha sufrido el valor durante los últimos meses, dado que soporta importantísimas minusvalías en su inversión en la compañía.

Pedro Ballvé y José Carlos y Aldo Olcese entraron en el capital de la empresa en octubre de 1999 comprando a Leopoldo Fernández Pujals un 5,3% de la sociedad al precio de 4,6 euros por acción (765,3 pesetas).

Medios del sector consultados por Cinco Días no creen que "si de verdad se está preparando alguna operación de alcance, ésta vaya a ser una fusión de gran calado que supondría la absorción total de la empresa".

Para esa operación harían falta como mínimo 1.000 millones de euros (166.386 millones de pesetas). Más bien se decantan por una operación parcial limitada a la adquisición únicamente de un porcentaje que asegurara el control de la empresa y no requiriera el lanzamiento de una oferta pública de adquisición.