Fenosa pide a varias azulejeras apoyo para la planta de Sagunto

Unión Fenosa se encuentra sola en la defensa de su proyecto de planta regasificadora para Sagunto (Valencia). Tras la alianza entre Iberdrola y Endesa para construir una planta similar en Castellón, con el apoyo de la patronal azulejera Ascer y de la Generalitat, la eléctrica gallega trata de ganarse el favor de los grandes grupos cerámicos con la promesa de un ahorro de 15.000 millones de pesetas en tres años para el sector.

Unión Fenosa se ha dirigido a algunas grandes azulejeras de Castellón para tratar de convencerlas de que la planta regasificadora que prevé construir en Sagunto será mucho más rentable para el sector que la que promueven Iberdrola y Endesa en Castellón. Ambas son incompatibles, según el Gobierno.

Fenosa ha presentado un documento a algunos grandes empresarios cerámicos en el que demuestra que la distancia de 40 kilómetros que dista entre ambas ubicaciones no influirá en el precio, según un real decreto publicado el 7 de septiembre en el BOE. æpermil;ste era uno de los argumentos utilizados por la patronal azulejera Ascer para apoyar incondicionalmente el proyecto de Iberdrola, al que el pasado miércoles se sumó Endesa.

Además, asegura a las empresas que se ahorrarán 15.000 millones de pesetas, por el efecto de la competencia, durante los dos años y medio que como mínimo se retrasará el proyecto de Castellón respecto del de Sagunto. Unión Fenosa sostiene que antes que las regasificadoras, cuyas obras durarían unos 18 meses en ambos casos, hay que ampliar los respectivos puertos, y que mientras las obras del de Sagunto van a comenzar este año y tienen presupuesto asignado para 2002, el puerto de Castellón ni siquiera tiene proyecto.

Unión Fenosa hizo público su proyecto en diciembre de 2000 y lo presentó oficialmente el pasado 21 de mayo. Iberdrola reaccionó promoviendo la planta de Castellón a través de una empresa mixta, Encovagás, en la que participan la Generalitat, Bancaja, CAM, las cajas rurales valencianas y la patronal azulejera Ascer.

Sin embargo, el pasado 2 de octubre Iberdrola presentó oficialmente su regasificadora en solitario, mientras la Generalitat instaba a ambas compañías a ponerse de acuerdo. Algo que lleva intentando desde hace más de un año.

Fuentes de Unión Fenosa afirman que necesitan un pronunciamiento de la Generalitat, previsto el pasado julio y aplazado dos veces. Según estas fuentes, "la planta de Sagunto no saldrá adelante sin el respaldo de la Generalitat, pero si no se hace la de Fenosa tampoco se construirá la de Castellón, porque es mucho más costosa y en el Mediterráneo hay otras alternativas".

Mientras tanto, las dos plantas en proyecto siguen con todos los trámites necesarios para su puesta en marcha.