La Junta adjudica a Gymsa y Faescom la actividad de mantenimiento de Santana

Santana Motor prosigue dando pasos en el proceso de privatización parcial y ayer anunció a los trabajadores la adjudicación de la séptima línea de negocio, la de mantenimiento, a la unión temporal de empresas (UTE) integrada por las compañías Gestión y Mantenimiento (Gymsa) y Fabricación de Estructura Combinada 92 (Faescom).

Según informa Santana en un comunicado, la primera empresa pertenece al grupo francés Elyo (Suez Lyonnaise des Eaux), entre cuyos clientes se encuentran General Motors, Volkswagen, Nissan y Alcatel. Y la segunda, Faescom, es una empresa de Linares (Jaén) con una plantilla de 50 trabajadores que tiene como clientes a Metalner y BP, entre otros. Esta pyme opera ya como auxiliar de Santana, dado que el mantenimiento es uno de los servicios que la compañía tiene externalizado.

Con esta adjudicación restan por trasladar al sector privado dos de las nueve líneas de negocio de Santana que salen a la venta.

La UTE de Gymsa y Faescom contratará a 56 de los 59 trabajadores empleados en el área de mantenimiento de Santana, igualando el nivel salarial de Santana y remitiendo el resto de condiciones laborales al convenio del metal de Jaén en la línea del resto de las empresas que participan en este proceso de externalización.

Además, en la reunión que mantuvieron ayer la empresa y los representantes de los trabajadores se acordó la creación de una comisión técnica formada por ambas partes que comenzará a reunirse a partir de mañana viernes con las empresas que compondrán el parque de proveedores de Santana.

El secretario de UGT-A en Santana, Enrique Martínez, trasladó a la dirección la inquietud de los trabajadores de la factoría, que actualmente "dudan" de si el paso a estas empresas les ofrece las garantías suficientes de estabilidad en el empleo y de condiciones laborales, informa Europa Press. La ronda de conversaciones con las empresas adjudicatarias de las líneas privatizadas pretende despejar estas dudas.