Auna se endeudará un billón para financiar su plan de inversiones

El grupo Auna prevé invertir alrededor de dos billones de pesetas (12.000 millones de euros) en su plan de expansión, unos recursos que, en gran medida, se destinarán a la extensión de la red de cable de la operadora.

El presidente de la compañía, Luis Alberto Salazar-Simpson, aseguró ayer en Barcelona que para ello el endeudamiento crecerá hasta el billón de pesetas en el año 2003. Según las previsiones iniciales, la mitad corresponde a las aportaciones de capital de los socios, y el resto, a un crédito sindicado.

Salazar-Simpson, que participó en unas jornadas sobre Europa y el Mediterráneo organizadas por The Economist, anunció también que la compañía alcanzó el mes pasado un Ebitda positivo (resultado antes de impuestos y amortizaciones). Al cierre de este ejercicio, Auna espera alcanzar un Ebitda de 12.000 millones de pesetas, frente a los 113.000 millones de pérdidas que registró en 2000. La compañía espera facturar este año 407.000 millones de pesetas, prácticamente el doble que en el anterior ejercicio.

Los recientes cambios en la dirección de Telecom Italia, que junto con las eléctricas Endesa y Fenosa, controla la operadora española, han provocado una cierta incertidumbre entre la dirección del grupo Auna. No obstante, a pesar de su voluntad de revisar sus planes respecto a la compañía española, los nuevos responsables de Telecom Italia han dado el visto bueno a la financiación de su plan de crecimiento.