Condena de tres años de cárcel por construir en un espacio protegido

El Tribunal Supremo ha confirmado una sentencia de la Audiencia de Pontevedra que condenó a R. S. F. a tres años y un mes de prisión por construir una casa, que pidió para uso agrícola, en terrenos incluidos en un espacio natural protegido y tras haber sido paralizada la obra en numerosas ocasiones.

En una sentencia, el Supremo desestima el recurso de R. S. F. contra la otra dictada por la Audiencia Provincial, que declaró probado que el condenado solicitó una licencia municipal, que le fue concedida el 9 de octubre de 1995, para la construcción de un galpón de 50 metros cuadrados para uso agrícola. El Concejo de Cambados ordenó el 8 de abril de 1996 paralizar la obra al encontrarse en terrenos incluidos dentro del espacio natural protegido conocido como Umia-El Grove.

Sin embargo, la policía local comprobó 11 días después que cuatro obreros seguían construyendo en la obra, lo que dio lugar a una segunda orden de paralización que tampoco fue respetada. El 26 de mayo siguiente, el Servicio de Medio Ambiente Natural de la Consejería de Agricultura de la Xunta de Galicia denunció también al acusado por estar construyendo la casa a una distancia de 85 metros de la línea de costa y dentro del citado espacio natural, lo que le supuso a R. S. F. una multa de un millón de pesetas. A los tres días de que el acusado hubiese recibido la notificación de la resolución administrativa, fue denunciado de nuevo, esta vez por los agentes forestales del Servicio de Medio Ambiente Natural.