La OCU pide más tiempo para devolver las compras a distancia

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) pidió hoy a la Administración mayor protección en las ventas a domicilio y a distancia, y consideró que el periodo de reflexión que se otorga al comprador en estas ventas debe ampliarse a 14 días, el doble de lo que marca actualmente la ley.

En estas operaciones no es el consumidor quien toma la iniciativa, sino que el vendedor acude a la casa y "asalta por sorpresa al usuario sin posibilidad de que éste compare precios o calidades", según ha expresado un portavoz de la OCU.

Por esa razón, la organización de consumidores y usuarios considera insuficiente el plazo de siete días que tiene el comprador para examinar el producto y poder devolverlo, y pide que se duplique ese tiempo hasta los 14 días.

En cuanto a la forma de pago, "debería establecerse la prohibición de exigir el pago adelantado", bien de manera total o parcial antes de que pase el periodo de reflexión, aunque el consumidor sí podría optar voluntariamente por esta forma, informó ayer la OCU.

Esta organización considera, además, que en el comercio electrónico, a través de Internet, el consumidor no tiene la misma protección que en los canales clásicos de compra y propone que se aplique tanto la legislación como la jurisdicción del país donde esté el comprador.

Para la organización, si se aplica la legislación y jurisdicción del vendedor, al consumidor se le niega la posibilidad de ejercer sus derechos de forma efectiva porque desconoce las normas y porque además es caro y complicado pleitear en un país extranjero, señala la organización de consumidores.

La OCU recuerda a los consumidores que en las ventas a domicilio es obligatorio que el contrato de compraventa se haga por escrito y que en la documentación se incluya un apartado de revocación. Y en caso de problemas, conviene denunciar los hechos ante los organismos de consumo competentes.