El seguro de paro entrará en vigor en enero

El ministro de Trabajo, Juan Carlos Aparicio, afirmó ayer que el sistema de prestaciones por desempleo debe reformarse "cuanto antes" y en este sentido señaló que la Ley de Acompañamiento a los Presupuestos Generales del Estado de 2002 "sería una buena oportunidad" para incluir esta reforma. Aparicio respaldó así las declaraciones del secretario de Estado de Empleo, Juan Chozas, que el lunes insistió en la necesidad de reformar las ayudas.

Al Gobierno no le cuadran las cuentas. El ministro de Trabajo señaló que no tiene sentido que mientras el paro se reduce, crezca el gasto y el número de perceptores de la ayuda al desempleo. El ministro explicó en un encuentro con periodistas que, mientras la reducción anual del paro ha sido del 2%, el gasto en desempleo creció en un 10%, un dato que ya había adelantado Cinco Días en julio.

El responsable de Trabajo rechazó definir la reforma en términos de "endurecimiento" de las condiciones para acceder a la ayuda, sino que afirmó que se trata de un proceso de "consolidación y racionalización de la protección al desempleo".

El presidente de la CEOE, José María Cuevas, también pidió ayer un mayor rigor en el sistema de prestaciones, para evitar abusos y fraudes, informa Europa Press.

El ministro reconoció que la Ley Básica de Empleo está desfasada y que es un buen momento para modificarla. Por otra parte, Aparicio volvió a plantear ayer su proyecto de colaboración de empresas privadas en la gestión del Inem. Un sistema que, según el ministro, se aplica en el Reino Unido "con resultados muy satisfactorios".