LEALTAD,1

Los hilos se mueven en la trastienda

Operaciones como las de HP y Compaq son las que mueven los hilos del mercado, porque recuerdan a los participantes en los mismos que quizá no sea éste el mejor momento precisamente para deshacerse de las acciones, por muy negras que sean las expectativas de futuro. Siempre hay alguien atento para disparar a la pieza, dicen los analistas bursátiles más viejos.

Hay coincidencia, como hecho curioso, con otras operaciones de menor calado registradas en la Bolsa española. Son las OPA de exclusión lanzadas sobre Asturiana de Zinc y la antigua El Águila por sus respectivas matrices. Las primas son sabrosas sobre los precios medios últimos, no sobre los valores históricos.

¿Por qué el lanzamiento ahora de operaciones de largo alcance? Por los bajos precios registrados por muchas compañías, dicen los expertos, y, también, por el convencimiento de que la economía de Estados Unidos mejorará en la recta final del año, lo que arrastrará al resto de las economías más industrializadas del mundo.

Lo difícil es, no obstante, acertar la empresa y el tiempo de ejecución de operaciones posibles. O lo que es lo mismo, no todas las empresas están baratas en términos de Bolsa aunque sus precios estén bajos. Confundir barato y bajo suele conducir a errores de bulto de solución imposible.

Respecto al tiempo esperado para rentabilizar posiciones, los expertos aconsejan no empeñar toda la liquidez y, por supuesto, aborrecer técnicas de apalancamiento o de endeudamiento. Es, por tanto, una cuestión de analizar y esperar.

La trastienda, por tanto, comienza a estar más animada y a lanzar retos importantes a unos mercados bajo mínimos. Las grandes operaciones empresariales comparten protagonismo, así, con la retahíla de cifras sobre el estado de salud de la economía de Estados Unidos.