Esteve invertirá 41.000 millones en investigación y adquisiciones

Grupo Esteve prevé invertir 41.000 millones de pesetas hasta 2005 en el desarrollo de nuevas moléculas y en proyectos de internacionalización. Este presupuesto supone un aumento del 70% sobre el anterior plan de crecimiento cuatrienal finalizado el año pasado.

Grupo Esteve ha apostado por mantener el pulso con las multinacionales del sector y ha preparado un plan de inversiones de 41.000 millones de pesetas (246,41 millones de euros) hasta 2005, un 70% más que los 24.098 millones de pesetas (144,83 millones de euros) destinados en el anterior plan de crecimiento correspondiente a 1996-2000. La compañía controlada por la familia del mismo nombre se ha centrado en potenciar las líneas de investigación tradicional del sistema nervioso central e inflamación, además de establecer alianzas en biotecnología. En este sentido, ha llegado a acuerdos con compañías estadounidenses como Discovery (enfermedades respiratorias), Sugen (fármacos antitumorales) y Chyron (vacunas), según informó un portavoz del grupo.

Concretamente, del presupuesto global hasta 2005, Esteve destinará 26.000 millones de pesetas (156,26 millones de euros) al departamento de investigación, a un ritmo de 5.000 millones de peseta anuales. Los proyectos con las compañías estadounidenses son en régimen de codesarrollo, es decir la compañía catalana comparte el esfuerzo inversor pero minimiza su impacto global. Hay que tener en cuenta que el coste de una molécula se estima entre 30.000 y 50.000 millones de pesetas (300,51 millones de euros), mientras la tasa de éxito de un medicamento es de uno de cada 6.000 moléculas sintetizadas.

El resto del programa inversor se centrará en el crecimiento internacional. La compañía farmacéutica ha fijado un montante de 15.000 millones de pesetas (90,15 millones de euros) en la adquisición de activos. Destaca la reciente compra de una fábrica químico-farmacéutica en México a la multinacional GlaxoSmithkline, dedicada a la producción de principios activos, cuyo principal destino será la entrada en el mercado de Estados Unidos.

La operación se ha realizado a través de Sintenovo, la sociedad propietaria de la primera fábrica adquirida en 1992, que pertenece a la filial de principios activos del Grupo Esteve Química. Esta factoría mexicana, ubicada en la zona de Naucalpan, produce actualmente varios antiinflamatorios y un fungicida.

La compra de la nueva factoría se ha realizado por un total de 1.100 millones de pesetas (6,61 millones de euros), la mitad de los cuales corresponde al importe de la transacción. Los restantes 550 millones de pesetas se destinarán a modernizar las instalaciones del nuevo centro de producción.

Situado en el parque industrial de Civac (Jiupetec), a 80 kilómetros de la capital mexicana, la nueva factoría cuenta con una superficie de 19.000 metros cuadrados. Esteve prevé duplicar la actual capacidad de producción de 40.000 litros anuales de la planta. La plantilla de la factoría es de 70 personas.

El grupo farmacéutico presidido por Josep Esteve ha fijado un plan de crecimiento en México para conseguir que Sintenovo alcance una facturación de 4.000 millones de pesetas en los próximos cinco años.

China

Parte de las inversiones en activos se la ha llevado la nueva planta instalada en China. En mayo pasado, la segunda empresa farmacéutica de capital español inició la producción de productos químico-farmacéuticos, después del acuerdo con la firma local Yiwu Huayi Fine Chemical para formar la empresa mixta Zhejiang Huayi Pharmachem, en la que Esteve participa con un 25% del capital.

La intención de la compañía española es destinar la mitad de la capacidad de producción al mercado chino y el resto a otros países de la zona asiática.

El Grupo Esteve está formado por la compañía matriz del mismo nombre y las filiales Pensa, dedicada a productos de venta en mostrador (OTC); Laboratorios Isdin, que controla al 50% con el grupo de cosmética Puig, que fabrica productos de cosmética y protección de la piel, y Esteve Química.