Las empresas cuentan con un año para proteger sus ficheros de datos

Los problemas de incompatibilidad existentes entre los distintos sistemas informáticos han obligado al Gobierno a prorrogar un año más la puesta en marcha de las medidas de protección dirigidas a los ficheros con datos personales más sensibles (los relativos a salud, ideología, origen étnico y sexualidad), cuya fecha inicial de entrada en vigor estaba prevista para ayer, informa Europa Press.

El reglamento de medidas de seguridad de los ficheros automatizados que contengan datos de carácter personal, aprobado por real decreto en 1999 en desarrollo del artículo 9 de la Ley de Protección de Datos, estableció tres niveles de protección.

Los dos primeros ya están operativos. El primero de ellos, el nivel básico, afecta a cualquier fichero que contenga datos personales, por comunes que éstos sean. El segundo o nivel medio afecta a todos aquellos ficheros que contienen datos personales relativos a aspectos financieros, fiscales o sobre infracciones penales o administrativas. Las medidas de seguridad de nivel alto, reservadas para los ficheros con datos más sensibles, debían haberse incorporado ayer.

Sin embargo, el Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado una disposición del Ministerio de Justicia por la que se prorroga un año más su aplicación. El motivo de la extensión del plazo es que el intercambio de ficheros debería hacerse de forma cifrada de acuerdo con las medidas de seguridad, pero la incompatibilidad existente entre los sistemas informáticos está obligando a que el intercambio de la información tenga que seguir realizándose en abierto.

La ampliación del plazo aprobada por el Gobierno está amparada en una disposición contenida en el propio reglamento de medidas de seguridad, que preveía esta posibilidad cuando los sistemas de información en funcionamiento no permitan tecnológicamente la implantación de alguna de las medidas de seguridad a las que se refiere el reglamento.