Los secretarios judiciales reclaman algunas funciones de los notarios

El Colegio Nacional de Secretarios Judiciales, durante el congreso anual que se ha celebrado en Las Palmas de Gran Canaria, ha anunciado que en el desarrollo del pacto para la reforma de la justicia, que recientemente han firmado Gobierno y PSOE, insistirá en que "cuestiones de la vida diaria", como hacer una declaración de herederos, autorizar la venta de bienes de un menor y otras actuaciones similares, "han de ser competencias en su totalidad del secretario judicial".

Según han asegurado en el congreso, los secretarios judiciales pueden desempeñar esas funciones "sin coste alguno para el ciudadano". "Evitaríamos situaciones como la originada a partir del año 1992, cuando, y con el propósito de descargar el trabajo de los jueces, se otorgaron competencias a los notarios y no a los secretarios judiciales para declarar herederos, en el caso de que una persona fallezca sin testamento", señalan.

Según un estudio realizado por el Colegio Nacional de Secretarios Judiciales entre 1995 y 1999, los notarios han practicado "unas 350.000 declaraciones de herederos y ello le ha supuesto al ciudadano, partiendo como ejemplo de una declaración no demasiado compleja (viuda y un hijo) y una herencia de 20 millones de pesetas, 34.500 millones de pesetas".

El congreso ha valorado positivamente el pacto de la justicia, aunque prefiere ser cauto hasta su desarrollo y materialización. El pacto atribuye a los secretarios judiciales, "aunque en líneas muy generales, la jurisdicción voluntaria, las ejecuciones judiciales y el impulso procesal del procedimiento".

El colectivo pide más competencias para evitar costes al ciudadano

Europa Press Madrid

El Colegio Nacional de Secretarios Judiciales, durante el congreso anual que se ha celebrado en Las Palmas de Gran Canaria, ha anunciado que en el desarrollo del pacto para la reforma de la justicia, que recientemente han firmado Gobierno y PSOE, insistirá en que "cuestiones de la vida diaria", como hacer una declaración de herederos, autorizar la venta de bienes de un menor y otras actuaciones similares, "han de ser competencias en su totalidad del secretario judicial".

Según han asegurado en el congreso, los secretarios judiciales pueden desempeñar esas funciones "sin coste alguno para el ciudadano". "Evitaríamos situaciones como la originada a partir del año 1992, cuando, y con el propósito de descargar el trabajo de los jueces, se otorgaron competencias a los notarios y no a los secretarios judiciales para declarar herederos, en el caso de que una persona fallezca sin testamento", señalan.

Según un estudio realizado por el Colegio Nacional de Secretarios Judiciales entre 1995 y 1999, los notarios han practicado "unas 350.000 declaraciones de herederos y ello le ha supuesto al ciudadano, partiendo como ejemplo de una declaración no demasiado compleja (viuda y un hijo) y una herencia de 20 millones de pesetas, 34.500 millones de pesetas".

El congreso ha valorado positivamente el pacto de la justicia, aunque prefiere ser cauto hasta su desarrollo y materialización. El pacto atribuye a los secretarios judiciales, "aunque en líneas muy generales, la jurisdicción voluntaria, las ejecuciones judiciales y el impulso procesal del procedimiento".