Tres ministerios apadrinan el proyecto España Moda

Economía, Educación y Ciencia y Tecnología ultiman un plan para vender la moda española con una imagen de calidad, mientras el Gobierno prepara un desfile en el Foro Empresarial de México.

Lujo, esplendor y pasarelas. Tres palabras clásicas que aparecen inevitablemente unidas al concepto de la moda. Un sector que, en efecto, se visualiza más por la brillantez del escaparate que por los desvelos del negocio; pero que, por encima de temporadas y modelos es también y, sobre todo, industria, diseño y promoción. Tres actividades esenciales para la creación de imagen-país en los mercados exteriores y que, en España, están aún sin explotar.

Para cubrir este vacío, que con tanto éxito han llenado ya italianos y franceses, el Gobierno ha puesto a trabajar a tres ministerios: Economía, Educación y Cultura y Ciencia y Tecnología; además de algunos empresarios y diseñadores para el lanzamiento de lo que se conoce ya como el proyecto España Moda.

Una ambiciosa iniciativa que pretende posicionar a la moda española, en todas sus manifestaciones y vertientes, con una imagen de calidad en los mercados exteriores, y aprovechar su capacidad de escaparate para convertirlo en motor de arrastre para la exportación inducida de otros bienes y servicios.

Coordinado por la titular de Educación, Pilar del Castillo, el plan incluye fundamentalmente a los sectores de textil y confección, calzado y piel; además de joyería, bisutería y otros complementos. Y las actuaciones a desarrollar se dirigirán prioritariamente a dos tipos de mercados: los llamados escaparate (París, Londres y Milán) y los de oportunidad, que son todos los países de la UE, EE UU y Japón; caracterizados por su capacidad de consumo y alto poder adquisitivo.

En el reparto de tareas acordado entre los distintos ministerios implicados, Educación y Cultura se encargará de crear una gran escuela nacional de Diseño y Moda, además de unos premios nacionales de la moda; Ciencia y Tecnología se centrará en la modernización de la estructura empresarial del sector, para lo que ha encargado un estudio a la consultora estadounidense Kur Salmon; mientras que Economía, a través del Instituto Español de Comercio Exterior (Icex) realizará un Plan de Promoción Exterior de la Moda, para lo que ha encargado también un estudio preliminar a Pricewaterhouse, con un coste aproximado de 30 millones de pesetas.

Escepticismo empresarial

Como actividad complementaria al Plan de Promoción Exterior, la Secretaría de Estado de Comercio ha decidido incorporar desfiles de los primeros diseñadores españoles en todos los grandes eventos comerciales.

Así se hizo con ocasión de la reciente visita del presidente Aznar a Moscú, donde se organizó un desfile en el emblemático teatro Bolshoi, en el que se gastaron en torno a 80 millones de pesetas para llevar a Antonio Pernas, Roberto Verino y Jesús del Pozo; y así se tiene previsto realizar en el próximo Foro Empresarial de México, en el que participarán 120 empresas españolas y que inaugurará también Aznar el 3 de julio.

Mientras, entre las organizaciones empresariales afectadas, el proyecto no ha suscitado ningún entusiasmo, a pesar de que nadie discute su "necesidad y su oportunidad".

Al margen de posiciones individuales, se critica tanto la "escasa colaboración con los sectores" como la falta de adecuación entre "los pobres recursos que se aportan y los ambiciosos objetivos que se quieren alcanzar". En efecto, hasta hoy el plan sólo conoce una asignación de 2.196 millones de pesetas anuales de la Secretaría de Estado de Comercio, por lo que la representación empresarial estima "sorprendente" encargar los estudios preliminares a compañías externas, que "poco nuevo pueden aportar", cuando son las empresas "que llevan años en los mercados exteriores, quienes mejor conocen sus fortalezas, necesidades y carencias".