Las grandes tecnológicas se aprestan a entrar en el desarrollo del negocio electrónico

Las oportunidades que presenta el comercio electrónico debido a la mala racha que atraviesan las compañías del sector parecen haber cautivado al sector tecnológico. Al menos de momento, como con toda rotundidad afirmó Rob Walker, vicepresidente y consejero delegado para Europa, Oriente Próximo y África de Compaq: "El comercio electrónico se convertirá en la herramienta de gestión más importante de las empresas en cuestión de dos o tres años".

Comparten las creencias de Walker grandes protagonistas de la industria de la tecnología (IBM, Oracle y Alcatel) e incluso de la automoción (Ford y Delphi), que se reunieron la semana pasada en el recinto ferial de Campo de las Naciones de Madrid. La convocatoria del World Business Forum corrió a cargo de Euromoney y contó con la colaboración de la firma de consultoría y auditoría PricewaterhouseCooopers, jun-to con la de diversas Administraciones públicas.

El vicepresidente de Compaq aseguró: "Aunque las puntocom no han logrado acabar con la industria tradicional, todas las empresas están construyendo su infraestructura de Internet". Apuntaló sus convicciones sobre esta base: "Tres grandes tendencias de las tecnologías están impactando el desarrollo empresarial: por un lado, las comunicaciones celulares y de banda ancha, y, por otro, el sistema de Microsoft". En su opinión, las nuevas oportunidades de negocio están claras, dado que "para 2005 dispondremos de más de 830 millones de móviles que permitirán el acceso a Internet, cuando hoy apenas hay un centenar". Para entonces, la tecnología móvil, aplicada a los equipos domésticos, la calcula en 7.100 millones de dólares (alrededor de 8.300 millones de euros, 1,3 billones de pesetas).

Inversiones prácticas

IBM está tan segura del enorme potencial de negocio que espera a la tecnología móvil, que Val Rahmani, directora general mundial de soluciones celulares de la compañía, considera plenamente justificados los 215.000 millones de dólares (unos 251.550 millones de euros, cuatro billones de pesetas) que el gigante estadounidense ha invertido en el desarrollo de aplicaciones "eminentemente prácticas y personalizadas". Rahmani ofreció algunos ejemplos en los que están trabajando, desde el acceso a Internet a través de una agenda electrónica de bolsillo hasta el desarrollo de soluciones para asegurar el seguimiento de los pacientes que se someten a los ensayos clínicos de las farmacéuticas.

Los vicepresidentes de Alcatel y Oracle, Alan Mottram y Alfonso di Ianni, aunaron su visión en torno a la necesidad de que las empresas no se cohiban ahora de invertir "rápidamente y a menor costo que el año pasado" -según Mottram- en el desarrollo de sus capacidades de negocio electrónico. Di Ianni sostiene, que, de lo contrario, se juegan todos los esfuerzos de internacionalización acometidos en estos años.

El presidente de Ford Europa, Nick Scheele, defendió que estos avances potenciarán la "integración" de las redes logísticas de los fabricantes de coches con proveedores y concesionarios para la auténtica "gestión global" de la cadena de suministro.