COMUNIDAD VALENCIANA

Puerto de Valencia ganó un 39% más el año pasado, pero frenó su ritmo de crecimiento

La Autoridad Portuaria de Valencia (APV) frenó en 2000 el ritmo de crecimiento que había experimentado en los últimos tres años, con una media del 17% anual, y aumentó el tráfico de mercancías un 5,7%, hasta 25,22 millones de toneladas.

Pese a ello, la APV incrementó sus beneficios de operaciones -antes del fondo de contribución- un 39%, hasta 3.540 millones de pesetas (21,28 millones de euros). La facturación de 2000 ascendió a 10.058 millones de pesetas (60,45 millones de euros), un 5,4% más que en el año anterior.

El presidente de la APV, Rafael del Moral, destacó ayer que el ritmo de crecimiento se mantiene en el tráfico de mercancías en contenedores, un segmento del transporte marítimo por el que el puerto de Valencia apostó hace una década.

Este tipo de tráfico aumentó en 2000 un 11,8%, hasta 1,3 millones de contenedores, lo que supuso duplicar el número alcanzado en 1995. En términos de carga transportada en contenedores, el incremento fue del 9%. Del Moral destacó que en los dos primeros meses de este año aumentó un 20% el número de contenedores que pasó por el puerto de Valencia y que la previsión es acabar 2001 con más de 1,5 millones de contenedores transportados.

La APV pretende constituir este año un eje marítimo entre México y el Mediterráneo, denominado Med-Mex, para lo que a principios de julio firmará un convenio con los dos principales puertos mexicanos del Atlántico, Tampico y Altamira. El convenio supone que ambas partes realizarán campañas para promocionar esta conexión logística entre exportadores, transitarios, operadores marítimos y armadores.

Los intercambios con México supusieron el año pasado apenas el 1,1% del total de mercancías que pasaron por el puerto de Valencia. La Autoridad Portuaria de Valencia transferirá tecnología a los dos puertos mexicanos en aspectos como la integración informática, la logística o la implantación de un sistema de calidad denominado Mar-ca de Garantía.