La ausencia de inversores finales merma la actividad en el mercado

Los expertos en Bolsa resaltan en los últimos días el bajo nivel de actividad que se registra en el mercado. Para unos, este hecho resta credibilidad al proyecto en ciernes de recuperación de las cotizaciones, porque no tiene una base compradora firme. Para otros, la baja actividad observada en el rebote está justificada por el negocio más alto sumado en los días del hundimiento.

Consideran, así, que el mercado ha purgado parcialmente los excesos bajistas y que muchos inversores han aprovechado el recorte último de los precios para tomar posiciones. A medida que la tendencia alcista se impone, las ansias compradoras disminuyen, según este razonamiento.

Hay coincidencia de unos y otros en la apreciación, no obstante, de que el inversor final lleva muchos meses ausente de la Bolsa y que ello propicia la merma de la actividad a la vez que aumenta los niveles de volatilidad en el mercado. La falta de flujos compradores debilita, en todo caso, la tendencia de fondo del mercado.

Ayer se hicieron operaciones por importe de 1.543 millones de euros, algo más de los 1.323 millones de euros de la víspera. Cifras muy bajas respecto a las subidas.