El Supremo fija en cero pesetas el justiprecio de una empresa de Rumasa

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha dictado una sentencia en la que fija en "cero pesetas" el justiprecio de la empresa Análisis Económicos, del grupo Rumasa.

Fuentes de la Abogacía del Estado señalaron que esta resolución es la primera que se pronuncia sobre el fondo del asunto. Es decir, sobre los criterios a aplicar para valorar las empresas del grupo Rumasa. De esta forma sienta un claro precedente para las 167 sentencias que aún deben dictarse en el alto tribunal sobre el justiprecio de otras tantas empresas del holding, expropiado en 1983 y que dirigía el empresario jerezano José María Ruiz Mateos.

Los primeros pleitos sobre justiprecio (en orden a los 200) se plantearon ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que los resolvió parcialmente a favor de Ruiz Matero. Sin embargo, aquellas resoluciones están siendo revisadas por el Supremo.

La Abogacía del Estado afirma que "las consecuencias económicas de la sentencia del Supremo son inmensamente positivas para el Estado, al ahorrarle una carga cercana a los tres billones de pesetas, habiendo prosperado al fin las tesis de la Abogacía del Estado en orden a los criterios a seguir en la valoración de las empresas". æpermil;ste ha sido el de rebajar el valor de las empresas con el pasivo, de tal manera que "el justiprecio expropiado que debe abonar el Estado es cero pesetas".

El Supremo ya se pronunció sobre el justiprecio de Galerías Preciados y Banco Condal. En ambos casos se fijó un justiprecio superior al establecido por la Administración, pero menor al reclamado por Ruiz Mateos. Sin embargo, estos casos no eran representativos.

El tribunal señalaba en la sentencia del Banco Condal (1999) que se conservaría el dato sobre el justiprecio (3.013,65 pesetas por acción) "para cuando se llegue al justiprecio de todas las demás empresas de Rumasa, para así poder determinar la consolidación total". Esto significa que sólo si es positiva Ruiz Mateos cobrará.