_
_
_
_
_

El Ibex recupera un 4,31% gracias al recorte de tipos en EE UU

El bálsamo Greenspan hizo efecto en los mercados. Ayer el Nasdaq mantuvo el tipo mientras el Ibex subía el 4,31%. La volatilidad sigue a la orden del día, algo que no está muy bien visto en las casas de análisis. Pero es razonable tanto nerviosismo después de nueve meses de crisis.

La Bolsa española fue, con mucho, la más castigada en la crisis del año pasado. Cayó un 21,75%, cuando el Euro Stoxx 50 se limitó al 2,69%. En las tres sesiones de 2000 el mercado española ha batido, con mucho, al europeo, al haber subido el Ibex un 5,71% por un 0,66% en el Euro Stoxx 50.

Evidentemente, esto no quiere decir que la Bolsa española esté predestinada a vivir un año 2001 mejor que el resto de Europa. Sólo refleja la mayor volatilidad del Ibex, merced a su alta exposición a una lista corta de valores. Ayer no fue menos y el índice español avanzó el 4,31%.

La subida es ligeramente inferior a la del 5 de diciembre, día posterior a la intervención en la que Greenspan abrió la puerta a las bajadas de tipos. Pero es una de las más altas de los últimos años. Fue, eso sí, una sesión de mucho volumen y alta volatilidad. Abrió el mercado español con un alza superior al 5%. Poco después se vio cómo las plazas europeas templaban los ánimos y los ascensos se limitaron al 3,5%, para cerrar en el 4,31%.

En el Nasdaq pasó algo parecido. Sin referencias válidas, el índice estadounidense registró fuertes bandazos en las primeras horas de negociación. Luego cedió a las recogidas de beneficios pero, en líneas generales, mantuvo gran parte de las ganancias acumuladas en la sesión del miércoles.

En manos de los fondos

Las próximas sesiones serán clave a la hora de determinar la recuperación del mercado. Si los grandes fondos de inversión estadounidenses se deciden, por fin, a invertir las grandes cantidades de liquidez que han acumulado en los últimos meses, la recuperación está cerca.

Eventuales recogidas de beneficios, por lo demás, tampoco tienen por qué ser interpretadas por lo peor. En cualquier caso, el mejor escenario hoy por hoy sería una estabilización de los mercados, sin grandes caídas ni alzas desmesuradas. Una reducción de la volatilidad con la que construir, por fin, la remontada de las Bolsas.

 

Cambio de agujas para los mercados

El panorama al que deben hacer frente ahora los operadores es completamente nuevo. Indudablemente las cosas han mejorado con la bajada de tipos, pero la incertidumbre aún pesa. El terreno es resbaladizo, pues no sólo se trata, como hasta el momento, de valorar lo agudo de la recesión o lo excesivo del recalentamiento. Hoy por hoy, en Estados Unidos es verosímil cualquier escenario, desde un aterrizaje perfecto hasta la estanflación, pasando por un nuevo recalentamiento -espoleado por el recorte fiscal- o la recesión.

Así, no sorprende la volatilidad del mercado. El escenario, más favorable pero también más imprevisible, no ayuda a los operadores en su toma de decisiones. Nadie sabe si comprar más o recoger ganancias. Las dudas sobre si Greenspan logrará atajar la recesión son numerosas, sobre todo porque hay quien piensa que un movimiento tan agresivo indica que los peores datos están por llegar. El desempleo, que se publica el próximo viernes, será clave.

 

El grupo Telefónica y la gran banca, artífices del avance

Los grandes valores fueron los que más agradecieron el recorte de tipos practicado por Alan Greenspan y el consiguiente rebote alcista del mercado. Telefónica, su filial Terra y la gran banca -BBVA y BSCH- fueron quienes impulsaron al Ibex a ganar el 4,31%.

Telefónica cerró la jornada bursátil con un ascenso del 8,28%. El ascenso estuvo en línea con el mostrado por France Télécom o British Telekom. Obedece, también, a la tradicional sensibilidad del sector al Nasdaq. Pero estuvo algo por debajo del 10,3% que avanzó Telefónica en Nueva York tras el recorte de tipos. La teleco aportó 169 puntos al Ibex.

Su filial Terra también se benefició de la mejora del sentimiento sobre el sector de Internet. Avanzó un 9,15% y ya marca un ascenso desde el mínimo marcado el martes del 12%. Otros valores del Nuevo Mercado español repuntaron, como Jazztel (+17,65%), Amper (+4,58%) o TPI (+4,96%).

BSCH y BBVA, por su parte, nada tuvieron que envidiar a la empresa de Internet. BBVA ganó el 7,48% y BSCH el 5,42%. Endesa e Iberdrola, no obstante, cayeron tras la subida del miércoles. Endesa bajó el 4,52% e Iberdrola el 5,74%.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_