Estilo de vida
Sotogrande Ver fotogalería
Vivienda y piscina del estudio noruego Jensen & Skodvin para The Seven.

The Seven, el ultralujo corona Sotogrande

Siete arquitectos internacionales diseñan siete villas con precios de hasta 18 millones

El paisajista Jean Mus crea junto a las casas un parque único de 14 hectáreas

Si no tiene 5.000 euros al mes para pagar el recibo de la comunidad, estas exclusivas villas no son para usted. De hecho, son un concepto apenas visto en el mundo: una promoción residencial de siete casas, cada una diseñada por un arquitecto de fama internacional, en un paraje natural de 14 hectáreas ideado por un afamado paisajista. Se llama The Seven. Es la apuesta de Sotogrande, en San Roque (Cádiz), por el ultralujo.

Sotogrande está en plena transformación. Impulsado en 1962 por el millonario Joseph Rafael McMicking, empresario de origen filipino, se convirtió en uno de los polos de atracción de los millonarios nacionales y foráneos. Tras la compra en 2014 a NH Hoteles por parte de los fondos Cerberus y Orion, por 225 millones de euros, la compañía gestora ha pasado una etapa de reflexión sobre lo que este complejo urbanístico en el Mediterráneo debía ser en el futuro. Y la respuesta la han encontrado en el pasado: “Cuando se mira la historia de Sotogrande todo gira en torno a la exclusividad y la calidad”, explica Marc Topiol, consejero delegado de la compañía. Para impulsar la transformación, que le devuelva el brillo al enclave gaditano, la empresa comienza por lo más exclusivo dentro del mundo del lujo, las siete casas que componen de The Seven.

Las villas coronarán un pequeño remonte en una de las zonas más altas de Sotogrande y con vistas al mar, dentro de la urbanización cerrada de La Reserva, de 467 hectáreas. En medio de un paraje natural, a partir de este año comenzará el desarrollo de esas casas de ensueño, con el fin de venderlas antes de 2020.

La compañía ha elegido a siete arquitectos de fama mundial para integrar sus diseños en The Seven y Cinco Días adelanta sus nombres. Entre ellos, dos españoles, Carlos Ferrater, de Office of Architecture in Barcelona (OAB), uno de los más premiados a nivel internacional, y Fran Silvestre, cuyas minimalistas viviendas son reclamadas en todo el mundo.

Junto a ellos se suman el holandés Ben van Berkel, de UNStudio; el británico Philip Gumuchdjian, autor del Centro Pompidou en Metz (Francia), y el noruego Jan Jensen. Por último, se han sumado el brasileño Marcio Kogan, creador de la Casa Goldfarb en São Paulo, y el sueco Andreas Martin-Löf, que recientemente construyó la conocida como Aspvik House en Estocolmo. Cada uno ha aportado su visión sobre el estilo de vida residencial.

Una casa en The Seven alcanzará un precio de entre 14 y 18 millones de euros. La vivienda ocupará entre 1.800 y 2.400 metros cuadrados, con un dormitorio principal que superará los 120 m2. Todas ellas dispondrán de cualquier cosa que un millonario pueda desear: spa privado, piscina interior y exterior, cine o gimnasio dentro de la vivienda. “Nosotros nos encargamos de todo. Desde pagar las facturas, mantener el jardín y la casa, abrirla cuando el dueño desee, servicio diario, chef, compra, limpieza, reservas de restaurantes o transporte, será lo mismo que vivir en un hotel”, describe Topiol. Todo por los 5.000 euros de cuota mensual (sin contar extras).

Pero además, disfrutarán de las instalaciones comunes que Sotogrande ha diseñado para La Reserva: un balneario, uno de los lagos navegables más grandes de Europa, tenis, golf, playa artificial, un club de playa... en una inversión de 40 millones que destina la compañía. Sin contar las infraestructuras más conocidas del complejo urbanístico, como Santa María Polo Club, la hípica, el puerto y los afamados campos de golf, como Valderrama o Real Club de Sotogrande.

Además, cada villa contará con una hectárea de terreno, más siete adicionales de parque común para The Seven, diseñado por el paisajista francés Jean Mus, cuya lista de proyectos incluye el Hotel París en Mónaco, el Saint-Jean-Cap-Ferrat en la Costa Azul, o los jardines del recién reabierto Ritz de la capital francesa. “Decidí trabajar con Mus porque proviene de La Provenza, donde se ubica la Riviera francesa, Mónaco, Niza, Cannes... Yo quería traer la Costa Azul a Andalucía, porque somos muy afortunados con un paisaje común. Deseaba tener a un artista como él, que puede resaltar todos los atributos en el parque y convertirlo en un lugar único”, opina Topiol.

Precisamente la naturaleza, los deportes, las instalaciones, la tranquilidad, el buen tiempo durante más de 10 meses al año, la seguridad y la privacidad son las fortalezas que más destaca Topiol de Sotogrande frente a otros destinos como Marbella, Mallorca, la Costa Azul, Ibiza, Quinta do Lago (Portugal) o Cerdeña: “No hay nada parecido a The Seven en el mundo. Alguien se puede comprar una parcela y hacerse una villa fabulosa en cualquier lugar, pero no tendrá este sentimiento de comunidad”.

El desarrollo de La Reserva

El proyecto. The Seven entra dentro de un plan de Sotogrande para rebajar la edificabilidad prevista para ganar mayor calidad.

Desarrollos. Junto a The Seven, la compañía levanta otras 22 exclusivas villas en la urbanización de La Reserva, en un área llamada El Mirador.

Récord. Sotogrande ya ha vendido dos villas en El Mirador, que han alcanzado una cifra de transacción de 9 y 11 millones de euros, lo que marca un hito para una promoción en esa zona.

Lago. Junto al futuro embalse y playa artificial se construirán otras 47 villas, cerca de las futuras instalaciones de beach club, spa, puerto, club house y área de gastronomía.

Vigilancia. En las villas de The Seven se desea llegar a un nivel de seguridad y privacidad nunca vistos en Sotogrande, con recintos cerrados.

Naturaleza. Además del parque de siete hectáreas diseñado por Jean Mus, cada vivienda tendrá la exigencia de vertido cero, de recuperación de agua y minimización de residuos.

Normas
Entra en EL PAÍS