Tecnología
Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.
Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.

Indra provisiona 43 millones por los litigios abiertos

La compañía, que provisiona al 100% el impacto de aquellos litigios con probabilidad de sentencia contraria a sus intereses, asegura que ha mejorado notablemente su perfil de riesgo en los últimos dos años.

Indra ha provisionado al 100% el impacto que puede tener en sus cuentas los litigios que la compañía tiene actualmente abiertos y que tiene probabilidad de sentencia contraria a sus intereses. Así lo ha comunicado esta tarde en un folleto remitido a la CNMV previo al folleto de la opa sobre Tecnocom. En el documento, la tecnológica detalla que ha provisionado aquellos litigios en los que considera "probable" que reciba una sentencia de condena o desestimatoria (es decir, en los que ese riesgo es superior al 50%) y que suponen un importe de 42,9 millones de euros.

La empresa, presidida por Fernando Abril-Martorell, expone en el folleto todos los litigios en los que es parte demanda, a 30 de septiembre de 2016, que suman 312,3 millones de euros. Entre ellos, destaca uno con la Administración Pública de Brasil, que reclaman 31,4 millones por daños, en un proceso que se inició en 2013 antes de que adquiriese Politec. Indra aclara que el Ministerio Público no ha podido acreditar sobreprecio en el importe de los servicios y que la acción ha sido declarada improcedente en primera instancia.

Indra también relata otra reclamación de 67 millones de euros interpuesta por el Instituto de la Seguridad Social de Brasil ante la Jurisdicción tributaria especial por liquidaciones incorrectas de cotizaciones por Politec entre 2006 y 2008, donde la compañía ha recibido sentencia favorable en segunda instancia. La compañía igualmente apunta el litigio que mantiene con Caixa Económica Federal por 27 millones de euros por un incidente de fraude en mayo de 2015 con tarjetas de crédito del banco brasileño.

Desde la tecnológica española aclaran que este caso no está en los tribunales, sino que negocian con la compañía. Igualmente, destaca que este litigio no ha impedido a ambas entidades seguir trabajando juntas. "Es más, 2016 ha sido un año de contratación con Indra récord", señalan fuentes de la multinacional española.

Otro litigio apuntado en el folleto se refiere al procedimiento administrativo que supone la inhabilitación para contratar con el Banco de Desenvolvimento Economico e Social de Brasil (BNDES) y una multa de un millón de euros por incumplimiento del contrato de 2009 para implantar un sistema de gestión. Sobre este caso, Indra precisa que está circunscrito a BNDES y no va a afectar a la compañía con nuevos clientes.

Además, apunta el litigio con la Contraloría del Estado de Ecuador por un contrato para la implementación de un sistema de información judicial para el consejo de la Judicatura de Ecuador, de valor 21,2 millones de euros.

Indra también recuerda el expediente sancionador iniciado por la CNMC por prácticas colusorias en el ámbito del sector TI a 11 empresas españolas entre las que están Indra Sistemas e Indra Software Labs, “procedimiento que está en fase de instrucción”. Y la existencia de un procedimiento de inspección fiscal por la Administración tributaria española para el período 2011-2014, “inspección que no ha concluido”. Igualmente advierte de otros litigios relacionados con impugnaciones por los ERE en Indra Sistemas y en Indra BPO Servicios, que han sido declarados como “ajustados a Derecho” por la Audiencia Nacional.

Mejora en el perfil de riesgo

Frente a todos estos litigios, la compañía destaca que ha mejorado notablemente su perfil de riesgo, gracias a las acciones de transformación llevadas a cabo dentro de la empresa en los dos últimos años. Indra resalta en este sentido el profundo saneamiento de su balance que han llevado a cabo y la renegociación y cierre progresivo de proyectos onerosos o fallidos para la empresa. "Proyectos que venían de años anteriores", destaca un portavoz de Indra, pues resalta que ahora la compañía ha implantado "un nuevo modelo de funcionamiento interno y nuevos mecanismos de control para reducir ese tipo de riesgo".

La consultora tecnológica también menciona en el folleto otros riesgos relacionados con los tipos de cambio, la fluctuación de divisas, los tipos de interés, su exposición al mercado español (del que depende en gran medida pese a su fuerte internacionalización) o riesgos por la adquisición de nuevos negocios, donde se incluiría la opa presentada por Tecnocom. Sobre este caso, apunta el riesgo de aparición de pasivos ocultos o desconocidos en el momento de la adquisición, el derivado de la integración o el hecho de que el grupo resultante no sea capaz de retener el talento o los directivos clave. Con todo, desde Indra se resalta que tienen las coberturas adecuadas para cubrir muchos de esos riesgos y que tienen procesos de retención del talento.

Normas
Entra en EL PAÍS