Estructura del IRPF
Evolución de la estructura de declarantes del IRPF Ampliar foto

Los contribuyentes que ganan más de 600.000 euros aumentan un 18,5%

El número de contribuyentes del IRPF aumenta de media un 0,8%, muy por debajo del colectivo de rentas altas

El número de contribuyentes que declara a Hacienda más de 600.000 euros se ha incrementado un 18,5% en solo un año. Así lo refleja la estadística del IRPF publicada hoy por la Agencia Tributaria y que recoge los datos del ejercicio 2014, declarado en 2015. En total, 19.359.020 contribuyentes presentaron su declaración del IRPF, un 0,8% más que el año anterior. Un ligero aumento que tuvo una distribución muy desigual. 

Así, el colectivo que más aumentó fue el de las rentas altas. Los contribuyentes con bases imponibles en el IRPF superiores a 600.000 euros pasaron de 4.553 personas a 5.394, un aumento del 18,5%. Y el incremento fue incluso algo más intenso (18,9%) entre los que declararon más de 600.000 euros exclusivamente de rentas del trabajo, es decir, excluyendo rendimientos del ahorro o plusvalías por la venta de acciones o inmuebles. Ello refleja como el impacto de las medidas de moderación salarial fue menor o nulo en 2014 para los tramos de renta más elevados.

El 3% de declarantes que gana más de 60.000 euros aporta el 32,5% de la recaudación del IRPF

Aquellos que declararon entre 150.000 y 600.000 euros aumentaron un 7,8% hasta alcanzar los 63.122 contribuyentes. En el resto de tramos, donde se ubica la mayoría, las variaciones fueron mucho más suaves y se movieron entre el 0,2% y el 2,1%. Con la salvedad de los contribuyentes que presentan bases imponibles negativas. Este colectivo estuvo formado por 431.762 contribuyentes, un 5% más que en el mismo período del año anterior. ¿Cómo puede ser la base imponible del IRPF negativa? Ello sucede cuando el salario obtenido a lo largo del año es inferior a la reducción por rendimientos del trabajo o cuando las minusvalías superan el conjunto de las ganancias.

Los dos extremos son los que registran las mayores variaciones. En la distribución por tramos que realiza la Agencia Tributaria, solo cae el colectivo de contribuyentes que se encuentra entre 6.000 y 12.000 euros. Aunque el descenso se limita a un 0,1%.

Según los datos de la Agencia Tributaria, el 41,6% de los declarantes del IRPF ganó menos de 12.000 euros anuales. Esta cifra incluye tanto rendimientos del trabajo como del ahorro y el perfil del colectivo es muy variado. Puede haber desde asalariados con nóminas muy bajas, hasta jubilados, temporeros o estudiantes que solo han trabajado los meses de verano. Los contribuyentes que no llegaron a mileuristas pagaron por IRPF 1.073 millones, un 1,57% del total.

Más de la mitad de los contribuyentes están ubicados entre los 12.000 y los 60.000 euros. Suman 10,7 millones, el 55,1% del total. Estos declarantes pagaron a través de retenciones en el IRPF 45.132 millones, el 65% del conjunto de la recaudación. Por encima de 60.000 euros, los datos de la Agencia Tributaria reflejan que hay 607.337 contribuyentes, un número que solo representa el 3,13% del total de declarantes. Sin embargo, este pequeño colectivo aportó el 32,5% de la recaudación. Estas cifras reflejan el carácter progresivo del IRPF, el tributo más importante por recaudación.

Las rentas altas están muy concentradas geográficamente y residen en su mayoría en la Comunidad de Madrid. Esta región reúne a 3,1 millones de contribuyentes, el 16% del total de España. La proporción varía significativamente para los tramos más elevados. Así, el 52% de los contribuyentes que ganan más de 600.000 euros tiene su residencia fiscal en Madrid. Hay que tener en cuenta que la capital es la sede de la mayoría de empresas del Ibex y, por lo tanto, la ciudad aglutina a los directivos de las mayores empresas de España. Además, Madrid cuenta con el IRPFmás bajo y no aplica el impuesto sobre el patrimonio, una circunstancia que también atrae a contribuyentes adinerados.

Cataluña es la segunda comunidad con una mayor proporcion de rentas altas. El 22% de los contribuyentes más ricos de España residía en esta comunidad autónoma que castiga especialmente a los tramos más altos en el impuesto sobre la renta. La Generalitat de Cataluña aplica tipos incrementados en el IRPFpara rentas superiores a 175.000 euros.

Los datos publicados ayer por la Agencia Tributaria todavía no recogen el efecto de la reforma fiscal que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy y que entró en vigor en enero de 2015.

Normas
Entra en EL PAÍS