El trabajo del futuro pasa por ser autónomo
EFE

El futuro del empleo es ser autónomo

Las profesiones más demandadas estarán relacionadas con el ocio y el turismo, las TIC y el medio ambiente

En las próximas décadas asistiremos a un cambio sin precedentes en la estructura laboral española, que ya ha comenzado a notarse a partir del incremento del trabajo autónomo en nuestro país. Es una de las principales conclusiones a las que llega el informe Trabajar en 2033, elaborado por PwC.

En la misma línea, del análisis se desprende que los españoles apostarán por el autoempleo, o trabajo freelance, así como la contratación a tiempo parcial. Y es que el mercado laboral no se encontrará ubicado únicamente en nuestro país sino que por el contrario nos moveremos alrededor del mundo, cambiaremos más a menudo de trabajo y hacerlo para varias compañías será algo natural.

De hecho, del informe Trabajar en 2033 también se deriva que dentro de dos décadas los profesionales seremos más internacionales y emprendedores, el trabajo será mixto -trabajaremos tanto en la oficina como desde casa- y mantendremos un horario flexible, pues la modalidad de trabajo únicamente en la oficina irá en detrimento.

En lo que respecta a la población activa con respecto a la ocupada, en 2033 los datos serán negativos. Y es que serán menos los trabajadores en números absolutos que los que existen en la actualidad y la relación entre población activa e inactiva arrojará un resultado a favor de los segundos. Ello se deberá al componente de envejecimiento de la población.

Demanda de mano de obra

De ahí que entre 2014 y 2033 la demanda de mano de obra en España aumentará un 22% y la tasa de paro rondará el 7%. Una petición de profesionales que se centrará en aquellos sectores con una cualificación media y alta, los cuales presentarán niveles de prácticamente pleno empleo.

En el lado contrario se situarán los profesionales con menor cualificación. Y es que estos sectores serán los que presenten mayores dificultades a la hora de encontrar trabajo, puesto que su tasa de paro será del 19%.

Por ramas de especialización concretas, los sectores del ocio y el turismo, las tecnologías de la información de la comunicación y el medio ambiente se constituirán como los nichos de mercado punteros.

En este sentido, los estudios con mayor demanda en las próximas dos décadas serán las carreras relacionadas con las tecnologías, comunicación e internet, de un lado, las especializaciones de medicina y salud, por otro, y la ingeniería civil y medioambiental.