Encuesta del INE sobre recursos humanos
Un grupo de estudiantes en una clase
Un grupo de estudiantes en una clase

Los profesionales españoles con doctorado no conocen el paro

Su tasa de ocupación llega al 96%, aunque solo un 60% se dedica a investigar.

Con las estadísticas en la mano, el mejor seguro contra el desempleo se contrata en la universidad y se llama doctorado. Un esfuerzo formativo que consume de media casi seis años de la vida del futuro profesional, pero que da frutos satisfactorios a la hora de desenvolverse en el mercado laboral. Así, el 96,1% de los doctores en España cuentan con un empleo, según la última encuesta del INE sobre recursos humanos en ciencia y tecnología, que recoge datos hasta el 31 de diciembre de 2009. La encuesta analiza a la población menor de 70 años residente en España que cuenta con un título de doctor por alguna universidad española a partir de 1990.

De ese porcentaje total de ocupación, hay un 42,7% que desenvuelve su vida profesional como profesor de enseñanza superior, un 38,4% lo hace en la Administración pública, el 15,1% en las empresas y un 3,8% en instituciones privadas sin fines de lucro. Del total, solo seis de cada diez realizan actividades de investigación propiamente dichas, aunque un 63,6% considera que tiene un trabajo altamente relacionado con los conocimientos que adquirió en sus cursos de doctorado. Además, la mayoría de ellos -un 83%- ha obtenido un puesto de trabajo que requiere como nivel mínimo de estudios una formación superior, ya se trate del título de doctor o de una licenciatura. Nueve de cada diez trabaja por cuenta ajena, de los cuales una mayoría lo hace con contrato indefinido. Un 95% trabaja a tiempo completo.

El plazo medio que tarda en España un licenciado con título de doctor en encontrar un empleo relacionado con su formación es de seis meses. Los doctorados en ingeniería y tecnología son los más rápidos en encontrar empleo (cinco meses) mientras que los de la rama de humanidades se demoran una media de nueve.

Cuando se les pregunta cuáles son los factores que más valoran en sus respectivos empleos, la estabilidad laboral (67%) y la localización (64,5%) aparecen como variables "muy satisfactorias". Por contra, hay un 11,9% que se muestra "nada satisfecho" con los beneficios económicos y un 9,8% que siente lo mismo respecto a sus oportunidades para promocionar.

¿Cuáles son los nichos de doctores en España? Las ciencias naturales son el campo en el que se han doctorado un mayor número de profesionales españoles desde 1990 hasta ahora, con un 33,3% del total. Le siguen ciencias médicas y ciencias sociales, con un 20,9% y un 20,1%, respectivamente, y las humanidades, con un 14,7%. El área que genera menos doctores son las ciencias de la agricultura.

Fórmulas de financiación

Algo más de la mitad de los españoles que cuenta con título de doctorado es de sexo masculino, frente a un 45,5% de mujeres. La edad media para doctorarse es de 35 años para los varones y de 33 para las mujeres.

El 34% de los doctores ha sufragado sus estudios de doctorado por medio de becas de alguna Administración pública. Un 22,9% ha trabajado como profesor y/o investigador ayudante, mientras un 17% ha tenido que desempeñar otra ocupación para poder financiar sus estudios.

En cuanto a su origen socioeconómico, el nivel de estudios de los padres de doctores es mayoritariamente de bachiller elemental o equivalente, con un 20,7% en el caso del padre y un 29,7% en el de la madre. Respecto al nivel profesional, profesionales científicos e intelectuales es la categoría de más relevancia (34,6% en los padres y 19% en las madres). Más de la mitad de las madres de doctores no ha trabajado nunca fuera de casa.