_
_
_
_
Editorial
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

La paradoja del trabajo en España

Las empresas afrontan el reto de cubrir más de 100.000 vacantes en un país con un paro juvenil que supera el 29%

CINCO DÍAS
Europa Press (Europa Press)

Las dificultades para encontrar mano de obra se han convertido en un problema creciente para las empresas españolas. Los datos que maneja el Ministerio de Trabajo apuntan a que el mercado laboral presenta actualmente más de 100.000 vacantes que no se cubren, un fenómeno que no es privativo de España, pero que resulta especialmente llamativo y paradójico en un país con una tasa de paro de en torno al 13%, que en el caso de los jóvenes supera el 29%.

Mientras el Gobierno y los sindicatos atribuyen el problema a las condiciones de trabajo que se ofrecen en determinados sectores y a los bajos salarios, desde la patronal se insiste en que las dificultades tienen que ver con el desajuste entre los perfiles de oferta y demanda que caracteriza el mercado laboral español y que constituye una de sus principales disfunciones. Así lo expresaron ayer las empresas familiares, en la reunión anual de Instituto de la Empresa Familiar (IEF), que agrupa a 100 compañías de muy diversos perfiles, entre ellas Mercadona, Ferrovial, Santander o Sener, al recalcar la “extraordinaria dificultad” que están encontrando las empresas para contratar mano de obra “en todos los sectores”. El problema se extiende también a todos los niveles de cualificación, lo que está obligando, por ejemplo, a las compañías de transporte a formar conductores en otros países, como Marruecos.

La brecha que existe entre la oferta de titulación profesional y las necesidades de las empresas es un viejo problema del mercado laboral español y el principal motivo que ha impulsado la implantación de la FP dual, un modelo formativo con más de 100 años de éxito en Alemania que las empresas familiares consideran un camino adecuado para solventar las dificultades actuales. Los poco más de diez años de historia de esta fórmula en España son un ejemplo de mecanismo bien diseñado, pero escasamente implantado, tanto por el número de estudiantes, que no llega al 4% del total de alumnos de FP, como por el reparto geográfico, concentrado principalmente en Andalucía, Cataluña y Madrid.

A la disfunción entre las aulas y los centros de trabajo, se unen otros factores, algunos de ellos específicos de determinados sectores –en el del turismo, por ejemplo, el desajuste entre los altos precios de la vivienda en las zonas turísticas y los salarios de los profesionales– y otros propios de una sociedad altamente envejecida, en la que por cada 100 personas que se jubilan, entran al mercado laboral 80. Todo ello dibuja un escenario complejo que hay que abordar desde varios ángulos y cuya resolución no puede solventarse con parches, sino con reformas profundas y sostenidas en el tiempo.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_