_
_
_
_
Editorial
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

La gran tentación del turismo en un año récord

Las empresas han pasado de preocuparse por la supervivencia de su actividad durante la pandemia a hacerlo por las dificultades para cubrir mano de obra

CINCO DÍAS
Semana Santa 2023
Una mujer se hace un selfie en una playa.Elizabeth Ruiz (Cuartoscuro)

La mejor prueba de la buena salud de la industria turística española, una vez dejados atrás los rigores que trajo consigo la pandemia, es que ha pasado de preocuparse por la supervivencia de su actividad a hacerlo por las dificultades para cubrir puestos de mano de obra. El sector encara una temporada de verano con expectativas históricas que apuntan no solo a la recuperación plena del mercado, sino a la superación de las cifras previas a la irrupción del Covid-19. Los datos presentados en la última edición de Fitur por la patronal Exceltur dibujaban ya un 2023 marcado por un crecimiento de la actividad turística un 7% mayor del registrado antes de la pandemia, gracias a la afluencia de un turismo nacional y europeo al que, previsiblemente, se unirá también el procedente de mercados de largo radio; todo ello a salvo de cómo evolucione la economía.

Con ese escenario de fondo, las grandes cadenas hoteleras han puesto en marcha campañas masivas de contratación de personal, con cifras que oscilan entre los 1.200 trabajadores que demanda el Grupo Meliá, a repartir entre la península y Baleares, y los 1.000 de Iberostar, entre otros ejemplos. Unas ofertas de trabajo que no serán fáciles de cubrir en todos los casos, como corresponde a un sector en el que la actividad es estacional y el trabajo se concentra en localidades costeras con un alto coste de la vivienda, lo que desincentiva en muchos casos a los posibles candidatos.

Más allá de las políticas de recursos humanos y de las estrategias de captación de personal que las grandes cadenas tendrán que adoptar para sortear estas dificultades, las perspectivas de empleo de la industria en general constituyen una excelente señal sobre el músculo de un sector que ha completado su tiempo de convalecencia y que encara un 2023 fortalecido y con planes de expansión, no solo en España, sino también en otros países.

Pese a todo ello, el turismo tiene también su cuota de factores adversos e incertidumbre con los que lidiar. El alza de los precios, que se está reflejando en los costes del negocio y en el estrechamiento de los márgenes, no ha hecho mella en las generosas previsiones de ocupación, pero no deja de ser una variable cuya evolución puede afectar de forma destacada al desempeño de la temporada. La gran tentación para la industria es involucrarse en un rally de tarifas para repercutir los sobrecostes en el consumidor que acabe pasando factura finalmente a la competitividad y el atractivo del sector.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_