_
_
_
_
_
A fondo
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Una economía global que se enfrenta a una policrisis

Los rumores sobre la muerte del comercio internacional son exagerados: el volumen sigue creciendo, pese a las sanciones a Rusia, los aranceles a China y el aumento de los riesgos

Nuestro mundo se enfrenta a muchas crisis. Recientemente, el exsecretario del Tesoro de los Estados Unidos, Lawrence Summers, expresaba: “Este es el conjunto de desafíos más complejo, dispar y transversal que puedo recordar en los 40 años que he estado prestando atención a tales cosas”. A mi juicio, estamos viviendo una policrisis.

Uno puede preguntarse si la pandemia del Covid-19 ha terminado. Este terrible virus que obligó a la mayor parte del mundo a confinarse durante 2022 finalmente, ¿está de retirada? Incluso si nuestra respuesta fue desordenada y mal coordinada, finalmente funcionó. Este fue un gran progreso científico que le da al mundo la confianza para enfrentar nuevas variantes de Covid y nuevas pandemias en el futuro.

Por otra parte, afrontamos la invasión de Ucrania. ¿Ha sido un error estratégico de Putin? Es muy poco probable que logre sus objetivos. En lugar de dividir a Occidente, la guerra ha unido a quienes comparten valores democráticos. Para Europa del Este y los países bálticos, era hora de resaltar los peligros de la Rusia imperial. Para la alianza de la OTAN, ha sido una época de renacimiento. Para Alemania, un Zeitenwende o transición. Para Finlandia y Suecia, era hora de rechazar la neutralidad. Para Joe Biden, ha sido un momento de mostrar liderazgo. Para Ucrania, un momento para mostrar una resistencia a un gran coste para su nación y su valiente pueblo.

China también ha cometido errores estratégicos en el último año. Desde la caída del muro de Berlín, tanto Estados Unidos como la UE consideraban a Pekín un socio estratégico, pero China ha decidido convertirse en un competidor estratégico. China ha apoyado a Rusia en su guerra de propaganda contra Ucrania, Estados Unidos y la OTAN. Ha amenazado con invadir Taiwán. Pero la guerra en Ucrania, al igual que las guerras imperiales anteriores, en Vietnam, Irak y Afganistán, dará a los chinos algunas dudas sobre el uso de la fuerza militar contra la voluntad de una nación más pequeña.

Después de décadas de crecimiento, la economía china en auge se ha desacelerado. Gran parte de la clase media en China invirtió dinero en bienes raíces. Los precios de las propiedades han caído drásticamente. Los bancos no están prestando a las empresas de construcción. China no tiene una seguridad social sólida para su pueblo, ni tiene políticas de rescate para sus bancos y empresas de construcción. Creo que los chinos están ahora en una situación difícil. Estados Unidos y la UE están aumentando los aranceles comerciales y los controles de exportación, especialmente en la tecnología de chips. Por lo tanto, esto hará que sea significativamente más difícil para China crecer más del 3 % o 4 %en 2023, que no es mucho más rápido que Occidente.

China puede entrar en razón y realizar un Zeitenwende alemán. Ya está cambiando. Han detenido sus políticas de cero Covid que hicieron mucho daño a su economía. Enviaron representantes a Davos en enero de 2023 para informar al mundo de que reducirán las restricciones a las empresas privadas y que están abiertos al comercio internacional. Gran Bretaña también está pasando por una transformación. El Partido Conservador ha abandonado a Boris Johnson. La incompetente Liz Truss solo duró 44 días después de que intentó llevar a la bancarrota a Gran Bretaña reduciendo los impuestos y aumentando el gasto. Gran Bretaña está aprendiendo que el Brexit fue un error estratégico para alejarse de Europa, su socio comercial más cercano y más grande.

El Reino Unido es actualmente la economía avanzada con peor desempeño. Una encuesta reciente muestra que el 51% lamenta el Brexit y solo el 34% lo apoya. Este cambio permitirá a un futuro gobierno británico acercar al Reino Unido a la UE nuevamente.

Debido a los altos precios de la energía, cada país intentará reducir el coste de la energía y mejorar su seguridad energética diversificando las fuentes de su energía. Europa, que una vez dependió de Rusia para su energía, importará más energía de los Estados Unidos, el norte de África y el Medio Oriente. Las economías de mercado son muy buenas para ajustarse a los altos precios.

En la última Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, 120 países reconocieron la emergencia climática y prometieron acelerar la acción. Estados Unidos aprobó la Ley de Reducción de la Inflación que otorga subsidios masivos a la industria para acelerar la transición verde. La UE ha acordado igualar el gasto estadounidense en tecnología verde con un importante impulso de inversión pública.

La Reserva Federal y el BCE han actuado con determinación para elevar los tipos de interés para hacer frente a la inflación. Las expectativas de inflación están bajo control. Las altas tasas de interés causan dolor. Los precios de los activos han caído, incluido el S&P 500, los precios de la vivienda, bitcoin, etc. Pero es bueno recordar a los inversores que el riesgo existe y que deben ser prudentes. Especialmente después de 20 años de tasas de interés excepcionalmente bajas. En el escenario más optimista, las tasas de interés alcanzarán su punto máximo en 2023, la inflación volverá a su promedio a largo plazo y los precios de los activos volverán a subir.

Los rumores sobre la muerte del comercio internacional han sido muy exagerados. El FMI pronostica que el volumen del comercio mundial de bienes y servicios aumentará un 4,3% este año. El comercio mundial está creciendo a pesar de las sanciones comerciales a Rusia y los aranceles comerciales a China. Los países y las empresas están diversificando sus cadenas de suministro, pero no se están desglobalizando porque el capitalismo internacionalmente abierto sigue siendo la base de la prosperidad futura. Basado en la continuación de las tendencias políticas y económicas actuales, 2023 será mejor que 2022, pero eso no es decir mucho debido a las múltiples crisis en todo el mundo.

Paul Moran es Economista y profesor del Master in International Finance del IEB

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Archivado En

_
_