_
_
_
_
_

Beata Manthey (Citi): “No hay burbuja en la inteligencia artificial, impulsa las acciones pero también los beneficios”

La estratega jefe de renta variable del banco estadounidense teme el impacto de nuevos aranceles sobre Europa si Trump gana

Beata Manthey, estratega jefe de renta variable europea de Citi
Beata Manthey, estratega jefe de renta variable europea de Citi
Álvaro Sánchez

Beata Manthey, la estratega jefe de renta variable europea de Citi, se dice sorprendida de la velocidad con la que los índices bursátiles han quemado etapas para marcar nuevos máximos este 2024. El momento, además, invita más al optimismo que al apocalipsis: Nvidia ha presentado resultados y ha vuelto a desatar la euforia del mercado. Manthey cree, sin embargo, que tal euforia no se sustenta como otras veces sobre castillos en el aire: los precios de las acciones de inteligencia artificial están por las nubes, pero también sus beneficios, puntualiza.

2023 fue un año espectacular para la Bolsa. ¿Hay riesgo de que esté sobrevalorada?

Diría que sobrevalorada es una palabra demasiado fuerte. El año pasado fuimos bastante optimistas respecto a las acciones, así que todo salió como esperábamos. Este año, cuando nos fijamos en las valoraciones, algunos mercados están más caros, pero no diría que están sobrevalorados. No usaría esa palabra. Es cierto que Estados Unidos está particularmente caro. Y las acciones globales, que por supuesto están muy influenciadas por EE UU, que representa el 70% del mercado mundial, cotizan justo por encima de su media de largo plazo. El mercado no está barato, pero si eso es correcto o no, dependerá de cómo evolucionen los resultados.

¿Le han sorprendido los máximos del S&P 500 y algunas Bolsas europeas?

Lo teníamos en nuestro pronóstico para este año, pero el mercado se ha movido muy rápidamente. El Stoxx 600 cotiza [antes de la apertura del jueves] a solo un 3 o 4% de mi precio objetivo. Cuando lo fijé en noviembre yo era la más optimista, y luego otros se unieron a mí. Mis colegas estadounidenses también se mueven en lo más alto del rango de expectativas del S&P, en los 5.100 puntos [actualmente ronda esa cifra]. Eso da una idea de lo rápido que ha avanzado el mercado.

También se está moviendo muy rápido la inteligencia artificial. ¿Ve justificadas las valoraciones?

La IA está impulsando los precios de las acciones, pero también los beneficios de las empresas. No nos olvidemos de los fundamentos. La temporada de resultados en EE UU ha sido hasta ahora espectacular. En estos grandes nombres de la IA, las expectativas de los analistas son muy altas, y las del mercado aún mayores, pero aun así las empresas han logrado alcanzarlas. Es una industria que va a evolucionar durante muchos años, y nosotros los inversores no queremos perdérnoslo. No creo que haya nadie pensando que se trata de una moda pasajera que habremos olvidado el año que viene. Simplemente va a desarrollarse y hacerse más grande.

Estamos en año electoral en EE UU, y eso suele significar buenas noticias para la Bolsa.

Es un factor más. La mitad de la población mundial va a las urnas este año [hay comicios europeos y en la India, entre otros], pero por supuesto todo el mundo estará atento a EE UU. En general las acciones tienden a comportarse bien tras las elecciones, hay algo de volatilidad en periodo electoral, cierta incertidumbre, pero eso será cuando se acerque la fecha. El problema es que todavía no conocemos demasiado qué políticas tangibles proponen los candidatos. ¿Qué haría Trump si gana? Nuestros estrategas calculan que el dólar subiría un 5%. Un tema preocupante para las acciones europeas sería la imposición de más aranceles, pero hay que situar las elecciones en el contexto macro, y la economía estadounidense sigue prosperando a pesar de las expectativas de desaceleración, si bien nuestras previsiones dicen que habrá una recesión leve a mediados de año.

¿Y qué hay de Europa?

Para el mercado europeo las expectativas con las que iniciamos el año eran muy bajas. Eso significa que incluso si hay cierta presión sobre los beneficios por acción, en Europa ya está descontada. El mercado es más bajista en beneficios por acción que en las demás regiones importantes, por lo que si la economía acaba siendo más resistente o comienza a mejorar, entonces puede haber una sorpresa positiva.

¿La geopolítica tendrá impacto?

Tenemos un índice de prima de riesgo geopolítico que, debido a que hemos tenido tanta tensión durante los últimos dos años, ya es bastante alto. Y lo que eso significa es que muchos riesgos geopolíticos ya están descontados por los mercados, aunque sea difícil verlo porque están funcionando bien. De todas las Bolsas, la de China es la que ha descontado ya la mayor cantidad de peligros geopolíticos. Y entre los mercados desarrollados, destaca Europa. Esa es una de las razones de que esté tan barata respecto a EE UU.

Las bajadas de tipos parece que no irán tan rápido como se esperaba.

Hace un año nuestra opinión era que las subidas de tipos de interés y las expectativas de recortes moverían los mercados. Ahora la atención se centra en sus consecuencias. En ver si los tipos altos causan algún efecto en cadena en las economías de todo el mundo, especialmente en Estados Unidos, y también en los beneficios corporativos. Siempre hemos pensado que el mercado se precipitó un poco al fijar tantos recortes de tipos. En nuestra opinión vamos a tener cinco este año. El riesgo es que la economía se fortalezca y la inflación comience a repuntar, aunque por ahora el mercado ha decidido que una economía más fuerte es suficiente para seguir subiendo frente al riesgo de tipos más altos por más tiempo.

¿Qué sectores y regiones pueden comportarse mejor en Bolsa?

En Europa, nos gustan las tecnológicas y los bienes de lujo. Y debido a los riesgos de una mayor volatilidad, hemos añadido cierta actitud defensiva a través del sector salud. Estamos sobreponderando Europa continental. Notamos algo muy interesante en Europa: si una empresas bate las expectativas, la recompensa es mucho mayor en precio de lo que solíamos ver históricamente. Y no te castigan tanto por fallar. Eso me indica que las expectativas del mercado eran tan bajas que no es necesario hacer mucho para satisfacerlo.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Álvaro Sánchez
Redactor de Economía. Ha sido corresponsal de EL PAÍS en Bruselas y colaborador de la Cadena SER en la capital comunitaria. Antes pasó por el diario mexicano El Mundo y medios locales como el Diario de Cádiz. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

_
_