_
_
_
_

Fitch amenaza con recortar el rating triple A de EE UU por la crisis del techo de deuda

Pone en perspectiva negativa la calificación financiera, aunque aún espera un acuerdo a tiempo para elevar el límite de deuda

Imagen de la Bolsa de Nueva York en Wall Street
Imagen de la Bolsa de Nueva York en Wall StreetANGELA WEISS (AFP)

La agencia de calificación crediticia Fitch ha puesto en vigilancia negativa la calificación ‘AAA’, la máxima nota de solvencia, de la deuda a largo plazo de Estados Unidos ante la situación política que impide llegar a una resolución para aumentar o suspender el límite de deuda a pesar del riesgo de que el Tesoro no pueda hacer frente a las obligaciones de pago del Gobierno.

La calificadora de riesgos ha subrayado que “aún espera una resolución del límite de deuda antes de la fecha X (cuando el Tesoro de EE.UU. agota su posición de efectivo y su capacidad para adoptar medidas extraordinarias sin incurrir en nueva deuda)”, pero ha advertido de que han aumentado los riesgos de que el límite de deuda no se eleve o suspenda antes de esta fecha y, en consecuencia, que el Gobierno pueda comenzar a incumplir con los pagos de algunas de sus obligaciones.

En este sentido, ha criticado la política arriesgada en relación con el techo de la deuda y el hecho de que las autoridades estadounidenses no aborden de manera significativa los desafíos fiscales a medio plazo que conducirán a un aumento del déficit presupuestario y una creciente carga de la deuda, que señalan riesgos a la baja para la solvencia del país.

En cualquier caso, Fitch considera “un evento de muy baja probabilidad” que EE.UU. incumpla sus obligaciones de pago completas y oportunas de sus títulos de deuda, aunque ha advertido de que tal evento supondría “un incumplimiento de la deuda bajo los criterios de calificación soberana de Fitch”, que se vería obligada a rebajar la calificación del país a ‘incumplimiento restringido’ (RD).

No obstante, la agencia ha advertido de que podría rebajar el rating de EE.UU. si el Congreso fracasa en las negociaciones para elevar el límite de deuda antes de la fecha X, lo que indicaría un mayor debilitamiento de la gobernabilidad y la incapacidad de alcanzar compromisos políticos, así como si el Gobierno de los EE.UU. prioriza los pagos de títulos de deuda de modo que se realicen en su totalidad y a tiempo, pero otras obligaciones financieras no se cumplen en su totalidad de manera oportuna.

La secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen, afirmó este miércoles que es “muy probable” que el Gobierno “agote todos sus recursos” a principios de junio, lo que abocaría al país a la suspensión de pagos.

“Es muy probable que agotemos todos nuestros recursos para cumplir con todas las obligaciones del Gobierno a principios de junio o, incluso, tan pronto como el 1 de junio”, declaró. “Ya no vemos muy factible que nuestros recursos nos permitan llegar hasta mediados o finales de junio”, apostilló.

En Estados Unidos, existe un límite establecido por el Congreso para fijar la cantidad hasta la cual el Gobierno federal puede endeudarse. En estos momentos, está fijado en 31,4 billones de dólares (29,19 billones de euros), cifra que se alcanzó el pasado 19 de enero y tras la que el Tesoro comenzó a tomar medidas extraordinarias para evitar sobrepasar el techo.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_