_
_
_
_
_
Subastas

La colección de guitarras de Mark Knopfler sale a subasta: la más barata ronda los 350 euros

Con un total de 123 lotes entre guitarras, amplificadores y otros instrumentos, la leyenda de Dire Straits donará a la beneficiencia el 25% de lo recaudado con las ventas

Mark Knopfler, en una imagen de archivo tomada en 2019.
Mark Knopfler, en una imagen de archivo tomada en 2019.ÓSCAR CORRAL

El próximo 31 de enero tendrá lugar una subasta especial para los amantes de la música en la sede londinense de Christie’s. Mark Knopfler, el afamado compositor y guitarrista de Dire Straits, ha decidido sacar a la venta una colección de 123 guitarras y amplificadores que se venderán en lotes independientes. Según las estimaciones de la casa de subasta, la guitarra más barata podrá ser adquirida por entre 350 y 580 euros. La más cara, una guitarra eléctrica Gibson del año 1959, se situaría entre los 350.000 y los 586.000 euros. La casa de subastas explica que el 25% de las ganancias que Knopfler obtenga fruto de la venta de los lotes serán destinadas a partes iguales a tres organizaciones benéficas: La Cruz Roja Británica, Tusk (una organización para la preservación de la vida salvaje) y a Brave Hearts of the North East (ONG que premia a niños menores de 16 años que hayan superado una enfermedad grave).

Con más de 120 guitarras y amplificadores, la colección recorre los 50 años de carrera de uno de los músicos más influyentes del mundo y comprende la variedad de guitarras que Knopfler ha utilizado para escribir, grabar e interpretar un extenso catálogo de composiciones para Dire Straits, así como exitosos álbumes en solitario y bandas sonoras de películas. Conocido por su estilo distintivo y virtuoso de tocar con los dedos, Mark eligió cada instrumento por su sonido y tono individuales, reuniendo un amplio catálogo que incluye nombres icónicos y mundialmente famosos como Gibson, Fender y Martin junto con modelos hechos a medida por Rudy Pensa, John Suhr y por luthiers de todo el mundo.

Algunas de las guitarras acompañaron a Knopfler en algunos de sus momentos más memorables. Por ejemplo, está disponible la guitarra que Knopfler empleó para tocar en directo Money For Nothing el 13 de julio de 1985 en Wembley. La misma con la que anteriormente grabó Brothers in Arms. Su precio de subasta: entre 12.000 y 17.000 euros.

Detalle de la Gibson con la que Knopfler grabó Brothers in Arms.
Detalle de la Gibson con la que Knopfler grabó Brothers in Arms.Christie's

“Vaya donde vaya, sigo deambulando por las calles para mirar las guitarras en los escaparates de las tiendas de música. Lo hago desde que era pequeño”, dice a modo de introducción de la subasta el propio Mark Knopfler. “He vivido con esta afición durante más de sesenta años. Eso ha significado una pasión por todo tipo de guitarras: sueños imposibles y muchas que eran menos caras. Cuando mi carrera musical me permitió hacer realidad algunos de esos sueños, empezaron a aparecer guitarras de todas las formas y tamaños. Podían venir de un constructor de guitarras que llevaba su creación a la prueba de sonido de un concierto con la esperanza de hacer una venta, o ser el resultado de haber buscado algo que pensaba que podría necesitar para grabar una canción concreta”, prosigue.

“Siempre he tenido una o dos de estas preciosidades para cogerlas y tocarlas en casa cuando escribía canciones, o en cualquier hotel o camerino cuando estaba de gira. Ha llegado el momento de sacar de sus estuches a algunas de estas preciadas compañeras de seis cuerdas y dejarlas al cuidado de Christie’s para que puedan vivir nuevas aventuras con nuevos dueños. Puede estar seguro de que me entristecerá verlas partir, pero hemos pasado momentos maravillosos juntos y no puedo tocarlas todas. Tu guitarra siempre será una buena amiga, no importa cómo vaya tu vida. Te deseo muchos buenos momentos con estos viejos amigos míos”, añade Knopfler.

Los compradores tienen como muy tarde hasta el 31 de enero para registrarse, el mismo día en que se celebra la subasta. Cabe destacar que al precio fijado en la subasta una vez el martillo suena, Christie’s le añade un recargo del 26% que debe abonar el ganador de la misma a modo de honorarios para la casa. También hay que sumar al precio los impuestos por el objeto adquirido. La propia Christie’s tiene una calculadora de a cuánto puede ascender el precio definitivo en función de la puja cuando selecciona en detalle un lote.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Fernando Belinchón
Madrid. 1994. Máster en periodismo económico por la Universidad Rey Juan Carlos. Redactor de la Mesa Web de CincoDías. En el periódico desde 2016.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_