_
_
_
_
_

El emprendimiento ‘silver’: ¿son las startups una respuesta al desempleo sénior?

Más de la mitad de los españoles temen a la jubilación y acuden al autoempleo como respuesta al paro de larga duración

Una mujer observa un anuncio de una Oficina del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).
Una mujer observa un anuncio de una Oficina del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).Europa Press
Monique Z. Vigneault

En España existen cerca de 500.000 startups, y el 14% de esas compañías ahora están dirigidas por personas entre 55 y 64 años, según datos recopilados de Global Entrepeneurship Monitor (GEM) España y Empresas Startup en España. Aunque el emprendimiento sigue siendo una tendencia joven, el tejido de la fuerza laboral española está compuesta en mayoría por trabajadores llamados sénior, que suman el 21% de los asalariados totales. Hoy en día, dominan el mercado laboral español con más de 4,1 millones de séniores ocupados frente los 2,9 millones de jóvenes, según pone en manifiesto el Mapa de talento sénior 2023.

Además, cada año son más las personas de 55 en adelante que se dirigen hacia el autoempleo: entre 2006 y 2020, el número de trabajadores por cuenta propia de 55 en adelante ha subido casi un 10%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Algunos expertos han señalado a CincoDías que esta tendencia hacia el emprendimiento sénior surge a raíz de una falta de preparación económica para esa siguiente etapa laboral y el temor al paro.

José Antonio Herce, economista y socio fundador de Longetivity & Retirement Income Solutions (LoRIS), atribuye este aumento de mayores en el mercado laboral a la falta de preparación para la jubilación. “No hay una planificación para la vida sénior ni para la jubilación, existe una ausencia de conocimientos financieros básicos palmaria, entre otras carencias” ha señalado.

Esa incertidumbre es evidente. Una encuesta realizada por Nationale-Nederlanden de 11.585 personas, el 1.002 de ellos españoles, ha hallado que solo el 57% de los españoles confían que vivirán cómodamente al jubilarse y el 55% desconoce cuánto deberían ahorrar para cruzar esa meta. Además, solo la mitad afirmó tener al menos tres meses de ahorro. Herce sugiere que una educación financiera y más iniciativas para el colectivo sénior podrían cerrar esa brecha de conocimiento acerca de la jubilación y las pensiones.

Por su parte, Ana Bedia, directora del diario 65YMÁS ha resaltado que la sociedad aún no reconoce que el perfil típico del sénior ha cambiado en las últimas tres décadas. El sénior español hoy en día tiende a vivir más años y reside en el mercado laboral durante más tiempo. “Si tú, a partir de los 65, ya consideras que esa persona está jubilada y ya no aporta nada, hay un error de concepto muy importante” ha manifestado.

¿Por qué emprenden más los sénior?

Un estudio reciente del Massachusetts Institute of Technology (MIT) ha demostrado que los empresarios de más edad tienen más probabilidades de éxito que sus homólogos jóvenes debido a diversos factores, entre ellos, un aumento en poder adquisitivo, como un historial crediticio más firme que la de un treintañero. El Centro de Investigación de Ageingnomics añade que el trabajo por cuenta propia conlleva aspectos positivos, entre ellos, le da oportunidad a jóvenes en el mercado laboral de cuenta ajena, además de generar empleo a través de sus nuevas firmas y atraer nuevas inversiones en sus negocios.

¿De dónde proviene la mayoría de la capital para fundar estos nuevos negocios? GEM España calcula que más de la mitad del capital inicial de los proyectos empresariales en 2022 procedían de ahorros personales, y el resto se repartía entre préstamos concedidos por bancos e instituciones financieras.

Envejecimiento y desempleo

El 27% de los desempleados mayor a 50 años de la Unión Europea residen en España, a pesar de ser un mercado laboral ocupado en mayoría por trabajadores de edad avanzado, según ha recogido el último Observatorio Trimestral del Mercado de Trabajo. Aunque la tasa de empleo entre esta franja de edad ha ido subiendo en los últimos años, no ha sido lo suficiente para compensar a la tasa de actividad. Esto sitúa a España como el país europeo con la mayor tasa de paro de personas de edad avanzada. El colectivo de parados sénior representaron el 30,2% del total de los parados en el último trimestre de 2023, según datos del INE.

Se estima que España se convertirá en el país más viejo del mundo a partir de 2040, cuando la mitad de la población superará los 55 años, según un informe de Hay Group. Bedia comparte la opinión de muchos del sector sobre el peligro de que habrá más gente mayor que jóvenes trabajando en el mercado laboral. Los jóvenes de entre 25 y 29 años sólo cuentan por el 9% de los ocupados en España, aunque esa cifra va subiendo conforme vayan cumpliendo años. El último informe de GEM España ha recalcado lo mismo, y ha advertido que el país “seguirá manteniendo un perfil emprendedor envejecido y con un horizonte temporal más corto que sus países de referencia”.

Actividad emprendedora

Aunque este fénomeno ha crecido en las últimas décadas, la tasa de actividad emprendedora (TEA, por sus siglas en inglés) en España ha estado en declive desde 2007, pese a su última recuperación a niveles prepandémicos el año pasado. El emprendimiento español sigue estancado por detrás del resto de sus homólogos europeos. En general, es menos ambicioso en comparación al resto de la Unión Europea y se aleja de las tendencias tecnológicas en mercados como Norteamérica. A escala global, África lidera en el emprendimiento sénior en términos de actividad en etapa inicial, seguido después por América Latina y el Caribe y terminando con Europa, donde este grupo representa el 6% de la población. A diferencia del resto de la Unión Europea, los emprendedores españoles tienden a ser mayores a sus vecinos europeos.

Aunque hay más discrepancia de edad, el perfil típico del emprendedor sigue siendo desigual: los hombres comprenden el 86% de los emprendedores en España y su edad media ronda los 32 años, según South Summit. El empresario español tiene un alto nivel de educación: el 98% de todos estos empresarios tienen al menos un título universitario y el 79% han completado un másteres.

Estas cifras son consistentes con el resto de la Unión Europea, que tiene una mayor brecha de género entre los trabajadores mayores y donde sólo tres mujeres de cada diez hombres en este grupo demográfico comunican sus intenciones de emprender, según datos de Centro Internacional de Emprendimiento (CISE).

A pesar de este cambio de actitud, los estudios muestran que sigue habiendo resistencia entre los inversores en el sector de tecnología. La mayoría de los fundadores de startups de más de 50 años en España siguen perteneciendo al sector servicios. El emprendimiento en industria, por ejemplo ha disminuido, mientras que el 70% de los startups españoles empezaron en el sector de servicios.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Monique Z. Vigneault
Periodista multilingüe. Interesada en geopolítica y comercio global. Cursó el Máster de Periodismo UAM-El País.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_