El teletrabajo mejora los hábitos alimentarios, aunque con un pero

Los hogares con menos ingresos compran menos productos frescos

Hannes Eichinger / EyeEm (Getty Images/EyeEm)

El teletrabajo ha implicado cambios en la forma de comer de los españoles, mayoritariamente para mejor, aunque también ha hecho que aumente la frecuencia de comidas frente al televisor, según el informe Alimentación en la sociedad del siglo XXI post pandemia: decisión alimentaria (2022), elaborado por el Instituto Universitario de Investigación CEU Alimentación y Sociedad, en colaboración con Fundación MAPFRE. Un trabajo, realizado con una encuesta a cerca de 2.000 personas, que analiza los hábitos de compra y consumo de alimentos y bebidas, y cómo han afectado la pandemia y el teletrabajo.

En el estudio se recoge que las personas que teletrabajan comen más frutas y verduras y menos fritos, precocinados y bebidas alcohólicas, algunos de los demonios de los nutricionistas. Además, dedican más tiempo a cocinar y a comer. Un 49% de los encuestados que trabajan desde casa aseguraron que comían más en familia que antes, aunque un 40% también afirmaron que había aumentado la frecuencia en la que consumían sus alimentos frente a la televisión. Una costumbre que no defienden los autores del informe, que aseguran que “nutricionalmente cuando no se comparte la comida, la calidad de la dieta empeora, e incluso algo más preocupantes, se es menos feliz”.

Durante la presentación del trabajo, el investigador principal del mismo, Gregorio Valera, ha recalcado que las personas que teletrabajan son la que tienen rentas más altas, y que el aumento de frutas y verduras no es extensible a todos los encuestados. De hecho, el informe pone negro sobre blanco lo que es una realidad en muchos hogares españoles. Aquellos encuestados que han visto empeorar su situación económica a raíz de la pandemia han cambiado sus hábitos de compra, y ahora adquieren más productos de marca blanca, de menor precio y buscan en qué establecimientos están más baratos. Además, en los grupos de rentas más bajas destaca la disminución en el consumo de carnes, pescados, frutas y verduras. “Resulta preocupante la observación de que el porcentaje de personas que han disminuido la cantidad de alimentos frescos que consume es notablemente mayor en los hogares de mayor tamaño, en los que suele haber convivencia de los más vulnerables, como niños y ancianos”, afirma el informe.

Los resultados obtenidos muestran que, mayoritariamente, los alimentos frescos se compran dos o tres veces por semana, en todos los grupos de edad, y los no perecederos se adquieren un día a la semana en el caso de los mayores de 31 años, frente a una a tres veces por semana en los que están por debajo de dicha edad. Los factores que más determinan la compra de productos frescos es la calidad, seguido del precio y la variedad y proximidad al domicilio. Sin embargo, en los no perecederos, influye más el precio.

Con relación al lugar al que se acude a adquirir alimentos y bebidas, en el informe de 2022 se observa, frente a los realizados en 2015 y 2017, una disminución importante de la compra en el mercado tradicional y en las tiendas de barrio. Han sido sustituidos por los supermercados en el caso de los productos frescos y por los hipermercados para los perecederos. El informe tiene como hipótesis para explicar este hecho el auge del canal online, que pasó del 0,3% en 2017 al 3,5% el año pasado.

También se les ha preguntado a los encuestados sobre el desperdicio de alimentos y se ha observado que el porcentaje de personas que nunca tira nada es creciente con la edad, y es más frecuente entre quienes tienen un nivel de ingresos inferior a los 1.000 euros en su hogar.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Sobre la firma

Manme Guerra

Redactora de la sección Fortuna, donde escribe de recursos humanos, empresas, sostenibilidad, lujo y estilo de vida. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de la Escuela de Periodismo UAM-El País. Ha trabajado en El País, Vozpópuli, Microsoft News y la revista ¡HOLA! antes de incorporarse a Cinco Días en 2022.

Normas

Archivado En