_
_
_
_
_

El Banco de España advierte sobre el impacto del deterioro de la salud tras el Covid en la economía

Una prolongación del problema sanitario, dañaría la productividad y podría tener impacto sobre el stock de capital productivo

Consulta médica.
Consulta médica. Óscar Corral (El País)

Cuando en estos días se conmemora el tercer aniversario del estado de alarma allá por 2020, que fijó el punto de salida para hacer frente a la pandemia sanitaria generada por el Covid-19, algunos de sus efectos secundarios como el aumento de la demanda de los servicios sanitarios, el aumento de las bajas laborales, así como un hipotético empeoramiento persistente de la salud de la población, podría ser un problema para el desarrollo de la economía a futuro.

Según el estudio, ‘Efectos económicos de un posible deterioro duradero en la salud general de la población española’ publicado por el Banco de España, podría acarrear un aumento estructural del gasto sanitario, así como la demanda de profesionales en las distintas ramas de la salud, que si bien, hoy por hoy, resulta muy difícil de cuantificar, puede ser un factor a tener en cuenta, uniéndose a otro problema como el del envejecimiento de la sociedad.

De mantenerse en el tiempo, esta dinámica, e incluso incrementarse, podría ser decisivo en el producto potencial de la economía a medio y largo plazo. Podría limitar la cantidad del factor trabajo disponible en la economía, así como afectar negativamente a la productividad.

Según el barómetro sanitario del CIS, ocho de cada diez pacientes en noviembre de 2022, al acudir al médico de cabecera, tuvieron que esperar más de un día hasta ser atendidos, frente al 55,1% de antes del Covid. En este sentido, en el caso de los médicos especialistas, el número de pacientes que tuvieron que esperar más de tres meses ha pasado del 25,8%, previo a la pandemia, al 37,9% casi al cierre del año 2022.

Respecto a las bajas, en el promedio del ejercicio anterior, un 4,15% de los ocupados que participaron en el estudio declararon no haber trabajado en la semana anterior a ser entrevistados, ya fuera por enfermedad, incapacidad temporal o accidente, lo que “mantiene la tendencia creciente” observada en las bajas laborales desde 2020, según el Banco de España.

Según el trabajo publicado este miércoles por el órgano regulador, si a partir de mediados de 2021 la tasa de actividad ya recuperó el nivel de antes de la pandemia con un 60%, en 2022 las personas inactivas que declararon no buscar empleo por enfermedad o incapacidad se situaron, en proporción de la población en edad de trabajar, levemente por encima de lo visto en 2019, en concreto un 6% frente al 5,7% respectivamente.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Sobre la firma

Jesús García
Periodista económico. Responsable de la sección de Economía de Cinco Días. Cuenta con una dilatada carrera profesional en La Gaceta de los Negocios, la agencia norteamericana Knight-Ridder Financial News, Efecom. Ha desarrollado labores profesionales en el mundo de la comunicación, en el ministerio de Hacienda, SEPI o Consejo de Procuradores.

Archivado En

_
_