_
_
_
_
_
criptodivisas

“Algunas prácticas de las criptos se deben prohibir de plano”

Carstens y De Cos urgen a regular el sector: “FTX es el mejor ejemplo de lo que puede ocurrir si no se actúa”

Nuño Rodrigo Palacios
Agustín Carstens, director gerente del  Banco Internacional  de Pagos y Pablo Hernández de Cos, Gobernador del Banco de España.
Agustín Carstens, director gerente del Banco Internacional de Pagos y Pablo Hernández de Cos, Gobernador del Banco de España.Pablo Monge Fernandez

Agustín Carstens lleva alertando del riesgo de las criptomonedas desde 2018, poco después de asumir su cargo en el BIS. En este organismo, Hernández de Cos coordina el grupo que ha fijado los criterios bajo los que la banca computa su exposición a este mundo, sacudido por la caída de varias grandes plataformas.

Director gerente, comentó hace poco que el dinero había ganado la batalla a las criptodivisas. Nos ha costado algunos disgustos...

Agustín Carstens: El dinero no debe su valor a la representación tecnológica que tenga. Si miramos la historia, los procesos de emitir dinero privado se repiten. Cuando se hace con propósito de lucro, el tema fundamental, se abusa de la capacidad y terminamos en circunstancias en las que el el mercado rechaza ese dinero. Hemos visto ocurrir esto con las criptodivisas. A ello se añade la ausencia de regulación o de respeto fundamental, a los derechos los tenedores de estos valores. Estas expresiones de dinero, no cumplen con los atributos tradicionales del dinero: ser una unidad de cuenta, depósito de valor y medio de pago. Al no ser un buen depósito de valor nadie quiere poner sus precios en esa divisa, y tampoco hay quien quisiera recibir su salario en ese tipo de monedas. Y lo mismo dado la gran volatilidad en su valor: nadie los recibe como medio de cambio. Es obvio que las criptodivisas no cumplen con estos atributos. Es muy importante que se tomen pasos para la regulación porque han crecido de manera muy acelerada. Hasta ahora se ha logrado mantener una interconexión muy limitada con el sistema bancario tradicional y eso viene de un trabajo muy bueno del comité que preside Pablo. También hay aspectos que no se pueden ignorar, como la posibilidad de que estos mercados se usen para propósitos ilícitos, como lavado de dinero, el cobro de rescates o ciberataques. En resumen, hay muchos aspectos que tienen que ser abordados desde el punto de vista regulatorio. Pero es muy importante también enfatizar que la experiencia nos has dejado muy claro que estos activos no son nada cercano a lo que es el dinero como le entendemos tradicionalmente.

Pablo Hernández de Cos. La evolución reciente ha dejado claro cuáles son los riesgos asociados a este tipo de activos, por lo que es muy importante que los reguladores actuemos con urgencia. Como llevamos haciendo en el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea – que presido - en los últimos años. En diciembre aprobamos un nuevo estándar internacional, en el que establecemos un tratamiento regulatorio muy prudente en relación con los criptos que están en manos de los bancos. El objetivo es evitar que la interconexión entre este mundo y el mundo financiero tradicional acabe provocando un contagio a este último de la inestabilidad que caracteriza el mundo cripto. Ahora debemos ser capaces de establecer un marco regulatorio común global también en el resto del sector financiero, que sea lo suficientemente prudente para evitar los riesgos para la estabilidad financiera.

Sobre esa regulación hay muchos puntos de vista distintos...

P. H. de C. Cuando hablamos de criptos parece que es algo homogéneo, pero son productos con distintas características y riesgos. Algunos de estos activos requieren un tratamiento regulatorio muy conservador porque son muy arriesgados. En otros casos, como las denominadas stablecoins, los riesgos pueden ser menores y pueden existir beneficios asociados desde el punto de vista de la innovación, siempre que estemos seguros de que verdaderamente son estables y están efectivamente respaldados. Pero las stablecoins más estables, al estar respaldadas por activos financieros tradicionales, intensifican las interconexiones con el sistema financiero tradicional. En consecuencia, también requieren una regulación y supervisión exigente. Los retos para la regulación son considerables, dada la naturaleza descentralizada de algunas de estas actividades, lo cual dificulta la identificación del sujeto sobre el que esta recae. Este es el caso, por ejemplo, de las finanzas descentralizadas (DeFi), que, además, pueden generar un apalancamiento significativo. Sin olvidar los riesgos que representan los conglomerados de empresas y actividades sobre criptos que están desarrollándose. FTX es el mejor ejemplo de lo que puede ocurrir en este ámbito si no se actúa.

A. C. Se puede de forma granular dividir diversos aspectos tanto de las divisas o activos como las distintas prácticas. Considero que algunas actividades se deberían prohibir de plano, como no segregar los activos de los clientes, no tener una contabilidad mínima, o buena gobernanza. Se debe eliminar todo tipo de publicidad engañosa que pueda influir a inversores de buena fe a tomar inversiones indebidas. Y después hay otras prácticas que se deben ya sea regular o contener. Es muy importante resaltar que el enfoque tiene que ser global, porque tal es la naturaleza de los criptoactivos.

Ustedes dos se han mostrado partidarios de las, divisas digitales creadas por bancos centrales.

P. H. de C. En un contexto en el que la digitalización afecta cada vez más a nuestras vidas es inevitable que el dinero de los bancos centrales evolucione para satisfacer mejor las demandas y las preferencias de los ciudadanos. ¿Qué queremos del euro digital? Que replique, y si es posible mejore, las características del efectivo en términos de privacidad, seguridad y usabilidad y, por supuesto, garantizar que no se generen problemas de estabilidad financiera ni se interfiere con el buen funcionamiento de la política monetaria. También debería servir para fomentar soluciones digitales de pago europeas que ahora mismo no tenemos y que pueden ser muy importantes en contextos de tensión geopolítica.

A. C. Hay una tendencia en la sociedad de pedir representaciones tecnológicas superiores del dinero y el Banco Central como emisor fundamental no puede ignorar esto. No es un tema urgente hoy, pero va a ser importante hacia adelante, así que debemos estar preparados. Hay que ver hacia adelante también el sistema monetario, lo que apunta a la necesidad de pensar cómo movernos también hacia la tokenizacion de los depósitos, es decir, que el dinero emitido por los bancos también se represente de manera diferente. Es responsabilidad de los bancos centrales ofrecerle a la sociedad dinero con toda su fuerza y garantía institucional, pero con una representación tecnológica que se adecúe a las demandas de la sociedad.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Nuño Rodrigo Palacios
(Barcelona, 1975) es subdirector de Cinco Días. Licenciado en Economía por la UAM, inició su carrera en CincoDías en 1998, especializándose en información financiera. Ha sido responsable de Mercados, de la edición Fin de semana y de la sección Cinco Sentidos. Redactor jefe a partir de 2007, de 2011 a 2021 se ocupó de la edición digital.

Archivado En

_
_