_
_
_
_
_

Gil Gidrón: “Barcelona y Cataluña son muy queridas en Israel y así seguirá siendo”

Considera que la administración pública debe apoyar estas relaciones bilaterales, lo que se traducirá en nuevas oportunidades de negocio entre las empresas

Gil Gidrón, presidente de la Cámara de Comercio España-Israel
Gil Gidrón, presidente de la Cámara de Comercio España-Israel

Con una dilatada trayectoria profesional, Gil Gidrón, es el actual presidente de la Cámara de Comercio España Israel, una institución sin ánimo de lucro que se ha fundado para ayudar tanto a las empresas españolas como a las israelíes, lo que permitirá incrementar tanto los flujos comerciales como los inversores entre ambos países. Preside Cardumen Capital, una gestora de fondos española de venture capital que invierte en alta tecnología en Israel.

Ha sido socio director senior de Accenture Israel y presidente de la Asociación Española de Consultoría (AEC) y de la Federación Europea de empresas de Consultoría (Feaco). Israel, con una población 9 millones de habitantes, invierte en I+D+1 el 5,4% de su PIB, en España esta inversión supera ligeramente 1% de su riqueza nacional.

Pregunta: ¿Qué se puede hacer en una economía como la española para ser una potencia tecnológica?

Respuesta: En los años 90, Israel desarrolló una política de innovación muy agresiva que catapultó al país a ser el segundo con más innovación tras Estados Unidos. Es el primer país en número de ingenieros y técnicos por habitante, el cuarto país con más empresas en el Nasdaq, tiene más empresas en este mercado tecnológico que toda Europa junta y el país que tiene más unicornios por millón de habitantes con cien. Cuenta con buenas universidades en materias STEM (por sus iniciales en inglés, ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas).

P: Pero los ingenieros españoles gozan de una muy merecida reputación internacional

R: En España los ingenieros son muy buenos, muchos de ellos salen fuera, algo que en Israel también ha pasado, pero luego vuelven y tienen un network internacional fabuloso, de forma que gente que los ha conocido fuera, deciden invertir en el país. Hay que verlo como una inversión a largo plazo. En el ámbito de másteres y posgrado aún queda mucho por hacer. El presupuesto de I+D en España normalmente se divide en 17, con lo cual se pierde masa crítica.

P: Recientemente, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau ha insistido en la ruptura de relaciones con Israel, ¿Qué efectos puede tener esta decisión?

R: Barcelona y Cataluña son muy queridas en Israel y así seguirá siendo. Las relaciones bilaterales continuarán y en este sentido la administración pública debe apoyar estas relaciones, lo que se traducirá en nuevas oportunidades de negocio entre las empresas. No es nada positivo que se cierren puertas en estas relaciones, ya que desde un punto de vista económico esta medida destruye valor.

P: El ministro de Economía israelí, Nir Barkat, ha estado en Barcelona en el Mobile World Congress, ¿Supone esto una vuelta a la normalidad?

R: Este Congreso es muy importante para las empresas israelíes que tienen un gran interés y compromiso con la tecnología y Barcelona es un referente. La presencia del ministro de Economía es toda una señal. En sus declaraciones afirmó amar la ciudad de Barcelona, mostrándose convencido de que la relación entre la ciudad e Israel continuará por la voluntad de cooperación y de mantener buenas relaciones, tanto diplomáticas como de negocios

P: Por el contrario, la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha visitado hace unos días Israel

R: En este caso la presidenta de Madrid ha ayudado a fortalecer aún más si cabe las relaciones bilaterales. Su agenda ha sido muy completa, ha mantenido un buen número de reuniones con empresas de ambos países interesadas en invertir, lo que ha abierto nuevas oportunidades de cara al futuro.

P: ¿Cómo podría ganar Europa en general y España en particular la batalla tecnológica?

R: Las normativas europeas no son tan atractivas como la de Israel. No obstante, la ley de emprendimiento española se acerca mucho a las figuras y esquemas internacionales para atraer inversiones extranjeras. Las oficinas de transferencia de tecnología de las universidades que ingresan cientos de millones en royalties por propiedad intelectual en Israel, en España, apenas suponen unos millones, siendo los casos más destacados los de la Universidad Politécnica de Madrid o la de Valencia. Hay restricciones a lo que un profesor puede y no puede hacer. España no puede competir en costes, tiene que hacerlo por innovación. Desde la Cámara podemos crear un puente tecnológico entre España e Israel, que provocaría el incremento de la innovación en la economía española.

P: ¿De qué forma se podría implementar que la economía española siga siendo una potencia turística junto a un desarrollo de la innovación?

R: España en los últimos años ha desarrollado un ecosistema de desarrollo muy importante de innovación, también es un foco de atracción para los denominados nómadas digitales, lo que hay que facilitar mediante leyes que atraigan este talento y contribuya a elevar el nivel de innovación en España.

P: En España la cultura del emprendimiento y su posible fracaso está denostada, quien fracasa en un proyecto empresarial está casi socialmente repudiado

R: Es uno de los grandes retos de la economía española. En Israel no hay miedo al fracaso, donde hay innovación, tiene que haber fracaso. Un emprendedor se siente orgulloso porque del fracaso se aprende, siempre que el fracaso haya sido por el mercado y no sea un fraude, no pasa nada. La gente que invierte en innovación entiende que es capital riesgo y el riesgo está ahí. Lo que vemos desde la cámara es que a veces empresas españolas e israelíes se unen para ir a países terceros como Latinoamérica o Norte de África.

P: ¿De qué manera ha influido la guerra en Ucrania en la economía globalizada?

R: Estados Unidos tiene una manera de tomar decisiones mucho más sencillas de la que tenemos en Europa, lo que influye en la inversión. Los mercados mundiales han sufrido en su totalidad los efectos de la guerra, aunque ahora se están recuperando. La guerra sigue y tiene influencia en la alimentación, pero la demanda por tecnología sigue existiendo. Imaginemos que hubiese pasado con la pandemia sin la tecnología. Nos hemos podido comunicar, hemos hecho uso de la la ciberseguridad, el teletrabajo, la tecnología aplicada de inteligencia artificial y en eso Israel es fuerte.

P: ¿Qué percepción tienen los empresarios españoles a la hora de invertir en Israel?

R: Esta percepción ha cambiado muy positivamente en los últimos años. Hoy en día hay mucho interés inversor tanto de empresas como de empresarios individuales en proyectos de alta tecnología. Es por ello por lo que las inversiones hacia Israel son mayoritariamente en innovación, ciberseguridad, inteligencia artificial. En energías renovables, desalinización, tratamiento de aguas. Las empresas españolas tienen mucho que decir y posibilidades de cooperar.

P: ¿Y los flujos de Israel a España?

R: Básicamente, se trata de proyectos inmobiliarios. Hay mucho interés de Israel por España como destino turístico, sobre todo en la costa y en grandes ciudades como Barcelona o Madrid.

P: ¿Por qué la mayor parte de la inversión se lleva a cabo en el sector inmobiliario y no se lleva a materia tecnológica?

R: El emprendedor inversor israelí no se fija en España como punto de inversión tecnológica específicamente. Israel tiene unas relaciones históricas muy buenas con EE UU por lo que tras su desarrollo dan el salto hacia EE UU y ahora también al lejano Oriente. Cuando los inversores y empresarios israelíes miran a Europa, lo ven muy confuso, muchas leyes, muchos idiomas. España últimamente les está gustando más, porque es un puente fantástico para Latinoamérica.

P: ¿Qué peso tiene España dentro del grupo de países de la UE?

R: Israel es el mayor socio comercial de España en el Oriente Medio, excluido el petróleo y el componente energético. Israel tiene socios muy importantes como Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, pero no estamos entre los tres o cuatro primeros.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Sobre la firma

Jesús García
Periodista económico. Responsable de la sección de Economía de Cinco Días. Cuenta con una dilatada carrera profesional en La Gaceta de los Negocios, la agencia norteamericana Knight-Ridder Financial News, Efecom. Ha desarrollado labores profesionales en el mundo de la comunicación, en el ministerio de Hacienda, SEPI o Consejo de Procuradores.

Archivado En

_
_