_
_
_
_
_

La farmacéutica Esteve ganó 61 millones en 2023, un 6% más, impulsada por la fabricación de principios activos

Los ingresos de la compañía crecieron un 10%, hasta los 710 millones de euros, en un año en que la empresa familiar incorporó por primera vez a un inversor externo

Josep Catà Figuls
Staffan Schüberg, consejero delegado de ESTEVE, en la sede de la compañía.
Staffan Schüberg, consejero delegado de ESTEVE, en la sede de la compañía.Gianluca Battista

La compañía farmacéutica Esteve sigue en su senda de crecimiento. En 2023, el año en el que esta empresa catalana familiar dio entrada por primera vez a un inversor externo a su accionariado, la compañía obtuvo un beneficio neto de 61 millones de euros, un 6% más que el año anterior, y logró unos ingresos de 710 millones de euros, un 10% más. En este avance tiene un protagonismo importante el negocio de la fabricación de principios activos para terceras compañías, que creció un 18,3% y aportó 446 millones de euros, mientras que el negocio farmacéutico de productos propios creció un 1,6% hasta los 259 millones de euros. El consejero delegado de Esteve, Staffan Schüberg, ha destacado este jueves en rueda de prensa que su objetivo es ser más internacionales y especializarse más, y que a la vez seguirá extendiendo su presencia en Cataluña: la compañía planea aumentar su capacidad industrial con la construcción de una nueva planta en Celrà (Girona).

Schüberg lleva pilotando esta transición hacia una empresa de gran calibre desde 2018, cuando entró como consejero delegado sustituyendo a Albert Esteve y empezando la profesionalización de esta compañía familiar fundada en 1929 en Manresa. La gestión profesionalizada ha venido acompañada de un incremento de los ingresos, que se apoyan en las dos líneas de negocio principales y en diferentes geografías. En los últimos cuatro años el promedio del crecimiento de las ventas ha sido del 14%. Un cuarto de los ingresos viene del mercado español, casi la mitad viene del resto de Europa y el 26% viene del resto del mundo. Por ahora la compañía no se plantea entrar en Estados Unidos, aunque admite que en algún momento llegará la decisión.

Uno de los movimientos más importantes para crecer fue dar entrada el año pasado a Lubea, un inversor alemán que entró en el capital con un 26% y que permite a Esteve seguir invirtiendo y crecer mediante adquisiciones de compañías, como la que anunció hace menos de un mes sobre la empresa HRA Pharma, especializada en enfermedades raras. Schüberg ha destacado cómo tiene que ser la hoja de ruta: “Reforzar aún más nuestro crecimiento en Europa, aumentando nuestra presencia y ampliando nuestra cartera de productos”. En la línea farmacológica, el 22% del negocio es de medicamentos para enfermedades raras y severas, el 15% es de medicamentos contra el dolor, el 10% es de oftalmología y el 7% de medicamentos para oncología. La estrategia de especializarse, según ha reconocido Shüberg en más de una ocasión, deberá pasar por centrarse en algunas de estas líneas y dejar otras. Ahora mismo este negocio tiene seis afiliados directos y 50 socios, y cuenta con 110 productos en cartera.

Por otra parte, el negocio de fabricación de principios activos para terceros (fabricación por contrato o CMO, por sus siglas en inglés), que representa el 60% del total, está creciendo significativamente y está detrás del crecimiento de los ingresos y del beneficio. Para el negocio de CMO Esteve tiene tres fábricas en España, una en China, otra en Alemania y otra en México, y el centro de investigación y desarrollo en Barcelona.

Esteve tiene una posición de caja de 387 millones y una deuda financiera de 100 millones de euros, vinculados a un préstamo a largo plazo. “No puedes ser una compañía innovadora si no tienes rentabilidad y flujo de caja”, ha dicho el consejero delegado en la rueda de prensa. Esto les permite también hacer inversiones: el año pasado invirtieron 38 millones en investigación y desarrollo, en línea con el año anterior, pero este año y los próximos acometerán más inversiones. Uno de los más ambiciosos es una nueva planta para el negocio de CMO en Celrà, junto a la que ya tiene Esteve, para aumentar la capacidad. Schüberg no ha detallado ni el volumen de inversión ni cuando estará operativa, pero ha expresado que se podrá aumentar la capacidad entre el 10% y el 15%.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Josep Catà Figuls
Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_