_
_
_
_
_
Desayunos Cinco Días

Las empresas se apoyan en la IA para redefinir sus estrategias sin renunciar a la parte humana

La inteligencia artificial abre un mundo de posibilidades para las compañías, que sitúan a sus trabajadores como pieza clave para su adaptación y desarrollo

La inteligencia artificial (IA) es ya una realidad, pero su potencial sigue siendo enorme y las empresas tienen un papel clave en su desarrollo. La última encuesta realizada por McKinsey confirma “el crecimiento explosivo de las herramientas de IA generativa (IAG). Menos de un año después de su debut, un tercio de los participantes en el sondeo afirmaron que sus organizaciones están usando la IAG con regularidad en al menos una función empresarial. Es más, el 40% dijo que aumentarán su inversión en IA”.

CincoDías en colaboración con Cegid organizó un desayuno con varios expertos para debatir sobre cómo las compañías están redefiniendo la eficiencia de sus negocios a través de la aplicación de la IA. Rafael Valenzuela, socio de tecnology consulting y especialista en IA de EY, definió el “momento apasionante” “por la democratización de la inteligencia artificial”. “También porque se juntan dos mundos, la IA tradicional, que llevamos tiempo y es más real porque tenemos más proceso del dato, del gobierno, y mejor calidad, y los modelos que se construyen sobre el mismo son más eficientes, y la democratización que ha traído el ChatGPT o el resto de tecnologías”. Por tanto, en su opinión, es la ocasión “para actualizar estrategias, de ser responsable, porque hay que tener una visión clara del uso que queremos hacer, de medir los riesgos y establecer mecanismos de control; una parte fundamental junto con la estrategia es el gobierno”.

Daniel López, director de las unidades de negocio HCM y mid market para Iberia en Cegid, se mostró “totalmente de acuerdo en que vivimos un periodo apasionante, de transformación disruptiva”, pero mostró algo de preocupación al “no tener la certeza de que se esté comprendiendo el alcance de este proceso de digitalización o de cambio”. “Me falta entender con claridad si la pregunta que nos hacemos en las empresas tiene que ver con qué quiero transformar, cambiar o construir desde mi core business. Falta por comprender hacia dónde se quiere ir, qué quiero hacer y, sobre todo, si esas herramientas son en sí el medio o el fin”.

Belén Pellejà. Directora de Organización, Procesos y Transformación en Abertis; Carlos Ranz. Director de Transformación Digital y Excelencia Operativa de Santa Lucía; Nuno Cunha. Customer Strategy Director de Johnson & Johnson Innovative Medicine España; Daniel López. Director de las unidades de negocio HCM y Mid Market para Iberia en Cegid; Rafael Valenzuela. Socio de Tecnology consulting, especialista en IA en EY. / Pablo Monge.
Belén Pellejà. Directora de Organización, Procesos y Transformación en Abertis; Carlos Ranz. Director de Transformación Digital y Excelencia Operativa de Santa Lucía; Nuno Cunha. Customer Strategy Director de Johnson & Johnson Innovative Medicine España; Daniel López. Director de las unidades de negocio HCM y Mid Market para Iberia en Cegid; Rafael Valenzuela. Socio de Tecnology consulting, especialista en IA en EY. / Pablo Monge.Pablo Monge

López explicó que el ADN de Cegid “es desarrollar soluciones de gestión empresarial en el entorno cloud que favorezcan y ayuden a las compañías a que dentro de las diferentes áreas puedan trasladar ese valor a sus clientes. Estamos trabajando de una manera muy fuerte y poniendo muchos recursos para que dentro de nuestras aplicaciones se estén construyendo herramientas asociadas con inteligencia artificial, de manera que ese valor se traslade a nuestros clientes y per se a los suyos propios”.

Los asistentes al encuentro hablaron de cómo se están incorporando las nuevas tecnologías por áreas de actividad. “Posicionamos la IA como el medio para llegar o lograr nuestro propósito principal, que es servir a los profesionales de la salud y a los pacientes. Ahora mismo tenemos identificados tres grandes pilares estratégicos: la eficiencia de procesos, el incremento de la productividad a nivel personal y la competitividad”, expuso Nuno Cunha, customer strategy director de Johnson & Johnson Innovative Medicine España.

La visión del sector de seguros la proporcionó Carlos Ranz, director de transformación digital y excelencia operativa de Santalucía. “Llevamos cuatro años inmersos en un plan de transformación digital que nos está haciendo evolucionar en todos los sentidos, no solo en la parte más tecnológica, fundamentalmente en nuestro negocio y también desde el punto de vista personal”.

Ranz agregó que “Santalucía está muy apoyada en los decesos, con lo cual, con la IA y sobre todo con la generativa, lo tenemos que hacer desde la máxima prudencia. Tenemos que saber balancear toda la potencia que nos da esta nueva corriente de transformación con el seguir estando cerca de las personas en esos momentos tan críticos”. Uno de los focos estratégicos de la entidad está en “algo tan relevante como la detención del fraude, que históricamente en el sector asegurador es muy alto”. La IA también es clave para la personalización de los productos.

Procesos ‘core’

Mientras, en Abertis, Belén Pelleja, directora de organización, procesos y transformación, recordó la posición desde la dirección. “Nuestro CEO siempre nos dice que hay que ser pragmático y no olvidar el sentido de negocio”. En este momento, tienen el foco puesto en la aplicación de la IA en los procesos core. “De alguna manera es donde podemos apalancarnos en estas tecnologías para crear esa ventaja competitiva que cualquier negocio busca siempre para mejorar o liderar este cambio en su sector”.

La disrupción en Abertis la marca el vehículo conectado, “que rompe el ecosistema de movilidad y el papel que juegan las infraestructuras para ofrecer soluciones para que estos coches puedan enviar datos a centros de control y gestionar los procesos críticos o core de la actividad de una forma más digital y siempre dando soluciones. La IA nos ayudará a predecir incidentes que pueda haber”, “redundando en temas de seguridad y de mantenimiento”. “En la parte de facturación y cobro estamos haciendo una evolución hacia soluciones digitales”, agregó Pelleja.

La IA ya dio una de sus mejores caras durante la pandemia. “Nos está ayudando a impulsar y acelerar el desarrollo clínico; por ejemplo, identificando de manera más temprana enfermedades, o prever en qué regiones puede haber una incidencia mayor de determinada condición. En el Covid ha sido fundamental para el desarrollo de las vacunas”, explicó Cunha.

Todos coincidieron en las oportunidades y ventajas que ofrece la inteligencia artificial. Pero también destacaron el papel que juegan los empleados en este nuevo contexto. “Tenemos que empoderar a los trabajadores para que sientan que son parte de esta cadena de valor, que las herramientas no han venido para sustituirles, sino para colaborar con ellos, con nosotros, para que tanto la experiencia interna como hacia afuera, a nuestros clientes, sea la deseada. La cultura de la empresa es la parte inicial de la gestión del negocio”, expuso Daniel López.

Uno más en la historia

Valenzuela opina que “es un cambio como ha habido otros a lo largo de la historia. Las personas siguen estando ahí, esto nos permite centrar el valor de las mismas en realmente lo que tienen que hacer”.

Pelleja coincidió en que “todas estas transformaciones van de personas y de volvernos mucho más resilientes, y de poderlas adoptar con la mayor naturaleza posible”.

El concepto humano forma parte del ADN de Santalucía. “No podemos dar un servicio sin que haya alguien al otro lado. Nosotros concebimos todas estas tecnologías desde el punto de vista que nos puedan ayudar a ser todavía más humanos, y se puede conseguir siendo mucho más concreto en el conocimiento del cliente. No se puede delegar en una máquina, sí que por detrás me puede ayudar a ser más concreto, personalizar más el servicio, el producto y, por ende, que el cliente perciba que le conozco y es un entorno de confianza en el que se está moviendo”, señaló Ranz. Del lado de los empleados, el representante de Santalucía sostuvo que “el tema de la comunicación es fundamental a la hora de evitar opacidades, pero sobre todo el hecho de que perciban que estas herramientas han venido para ser un apoyo, una aceleración de su función y además evitar tareas de poco valor”.

La formación es un medio para que la IA pueda llegar a buen fin en las empresas. López argumentó que “se está formando obligatoriamente a todos los trabajadores para que empiecen a experimentar con estas nuevas tecnologías. Haciendo esto creemos que favorecemos lo más importante de nuestro negocio, que son nuestros clientes, porque la experiencia que van a recibir de nuestros trabajadores, de nuestra organización, seguramente va a ser infinitamente más impactante y nada forzada; es importante que parezca natural”.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

_
_