_
_
_
_

Avivar el talento joven para hacer crecer la empresa

Un programa de la Fundación Transforma España acelera el desarrollo de jóvenes con alto potencial en las organizaciones. La base es la colaboración entre compañías de diferentes sectores

Una ejecutiva expone un proyecto ante los demás miembros de un comité de dirección en una empresa.
Una ejecutiva expone un proyecto ante los demás miembros de un comité de dirección en una empresa.Agencia Getty (Getty Images)
Rafael Durán

Atraer y retener talento joven es básico para el desarrollo y el crecimiento sostenible de las empresas. Las organizaciones que aprovechan sus capacidades y habilidades, con nuevas ideas, perspectivas y formas de trabajar, adquieren una ventaja competitiva. Para acrecentar todo ese potencial de los jóvenes es determinante en ocasiones proporcionar un impulso orientativo y formativo. Es lo que lleva proponiendo la Fundación Transforma España con su Programa Multicompañía de Desarrollo de Talento.

El propósito declarado del programa es acelerar el desarrollo de los jóvenes de alto potencial de las compañías participantes, de manera que a medio plazo aumente el talento joven de las empresas españolas. Reyes Escolano, directora de la Fundación Transforma España, aclara que “no es talento joven el recién aterrizado o el becario, sino el que ya lleva unos años en la compañía y se vislumbra que tiene potencial”.

“La teoría inicial, y la que seguimos, es que cuando en una empresa se juntan en los comités de dirección, no hace falta que sean los consejos de administración, talento joven con talento sénior, el resultado es estupendo, porque tienen algunas habilidades que los sénior no tienen, y al contrario, los sénior tienen algunos conocimientos que los jóvenes no tienen”, explica Escolano. “Y lo que al final buscamos es que las compañías en España mejoren su productividad, sus resultados, para ser más competitivos en el mercado en general”, resume.

El programa trata de acelerar el proceso de formación de los jóvenes, en habilidades que no dominan, como el trabajo en equipo, el saber compartir, el saber colaborar, aportar, desarrollar ideas, comunicar, etc., para que progresen de forma más sólida.

La base de la iniciativa es la colaboración entre empresas. Las compañías interesadas se juntan en grupos no mayores de ocho o nueve miembros. “El grupo intentamos que sea de empresas muy variadas, que haya una inmobiliaria, una de banca, farmacéutica, de tecnología…”, apunta la directora de la fundación. Cada compañía nombra un coordinador (normalmente del departamento de recursos humanos), para colaborar en la ejecución del programa junto con la fundación, y aporta a lo sumo tres empleados jóvenes para llevar a cabo el proceso formativo, que se realiza en empresas que no son la suya.

La convocatoria del programa se hace normalmente en septiembre y tiene una duración de siete meses, con arreglo a la una metodología denominada Ready, Steady, Talent. Tras una sesión informativa previa, donde se forman los grupos, luego se decide a qué empresa va cada candidato y cuáles serán sus mentores, así como el calendario, y se procede al lanzamiento en sí del programa.

Plan individualizado

Los participantes trabajan sobre cinco competencias transversales: adaptabilidad, colaboración, creatividad, iniciativa y alfabetización digital, y para ello utilizan diversas herramientas, como un caso práctico, sesiones presenciales (un total de cuatro), mentoría, programa anfitrión, acciones formativas, acompañamiento de directivos y voluntariado (que se realiza en grupos).

“Los participantes definen el primer día su plan de desarrollo individual (PDI), donde se muestra cuáles son sus habilidades y cuáles sus carencias. Tienen que ser muy sinceros, porque en el momento que ellos apuntan que tienen dificultades, por ejemplo, para comunicar, el mentor que le vamos a asignar es un directivo o una persona más o menos relevante de una de las empresas de ese grupo que le va a ayudar a comunicar mejor o a desarrollar un poquito más esa habilidad”, detalla Escolano.

También en función de su PDI, los jóvenes tienen dos jornadas de acompañamiento a un directivo. “A alguien que quiere hacer una carrera internacional se le pone un mentor que ha hecho una carrera internacional y le dice los pros y los contras, lo que tiene que negociar, lo que tiene que hablar con su empresa, etc.”, ejemplifica la directora de la fundación.

En el programa anfitrión, “cada uno de los que participan lleva a los demás a conocer algo interesante de su empresa. Y ahí tiene que desarrollar todas las habilidades: ser comunicativo, hablar con los directivos de su empresa para organizarlo bien... Tiene que desarrollar todas las habilidades que les intentamos trasladar. Y ¿qué sucede?: como enseñas lo mejor, les transmite orgullo de pertenencia”, destaca Escolano.

Una de las actividades que suelen realizar es ir un día a la radio, donde aprenden la importancia de la comunicación. “No es que les enseñemos a comunicar, pero sí les hacemos ver que comunicar es muy importante para llegar. Y que si no comunican bien tendrán que hacer un esfuerzo para intentar mejorar esa habilidad”, remarca la directora.

Escolano expresa su satisfacción cuando ve a muchos de estos jóvenes ya en altos puestos directivos. “Nuestro objetivo es impulsar transformaciones para conseguir un país mejor, esa es una de las cosas que hacemos”, concluye.

Reyes Escolano, directora de la Fundación Transforma España.
Reyes Escolano, directora de la Fundación Transforma España.

Una iniciativa con sello diferencial

El Programa Multicompañía de Desarrollo de Talento está diseñado por expertos en recursos humanos de las compañías que componen el action tank que han puesto a disposición de la fundación su conocimiento y las herramientas que emplean en sus programas internos. Los componentes que lo diferencian de otras iniciativas de desarrollo son:
     
Multicompañía. El grupo de participantes es una mezcla de empleados de distintas empresas. Igualmente los recursos se realizan con ejecutivos de una empresa siempre diferente a la que pertenece cada participante, lo que permite ampliar la diversidad de experiencias de desarrollo.

Autoliderazgo. Cada participante es el responsable último de su desarrollo. Se fomenta el valor de la responsabilidad personal frente al desarrollo profesional.

Generoso. Las personas implicadas en el programa (coordinadores, mentores y directivos) invierten proactivamente una gran cantidad de tiempo para el buen desarrollo del programa.
Ediciones. El programa ha organizado ya 39 ediciones, la mayoría en Madrid, pero también en Barcelona, Valencia, Sevilla, Asturias y Huelva. En ellas han participado 762 jóvenes de 348 compañías de muy diferentes sectores, entre ellas, Santander, BBVA, Iberia, FCC, Microsoft, Telefónica, EY, Deloitte, AIG, Exolum, Samsung, Coca-Cola, Orange o NTT Data.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Rafael Durán
Lleva más de una década a cargo de los temas de sostenibilidad en la sección de Buen Gobierno, tarea que compagina con la edición de CincoDías. Aterrizó en el periódico en el año 2000 y pasó una temporada en la sección de Opinión. Antes, en El Siglo de Europa y El Nuevo Lunes. Es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

_
_