_
_
_
_

Puig ganó 465 millones en 2023, un 16% más, y alcanza cifras récord de ventas en plenos preparativos para salir a Bolsa

La multinacional de moda, belleza y perfumería logró una facturación de 4.303 millones de euros, un 19% más que el año anterior

Josep Catà Figuls
Los Reyes, junto al presidente de Puig, Marc Puig, inauguraron el pasado 14 de febrero la segunda torre de la sede corporativa de la compañía en L'Hospitalet de Llobregat.
Los Reyes, junto al presidente de Puig, Marc Puig, inauguraron el pasado 14 de febrero la segunda torre de la sede corporativa de la compañía en L'Hospitalet de Llobregat.Toni Albir (EFE)

Puig anuncia un acelerón en las ventas y beneficios en plenos preparativos para salir a Bolsa. La multinacional de perfumería, moda y belleza ha comunicado este jueves que el ejercicio de 2023 lo cerró con una facturación de 4.303 millones de euros, un 19% más que el año anterior, con crecimiento de dos dígitos en todos los segmentos y áreas geográficas. El beneficio neto también ha aumentado, un 16%, hasta los 465 millones. Estas cifras permiten a Puig haber alcanzado antes de tiempo los objetivos que se marcó en su último plan estratégico, y sitúan a la multinacional en una buena posición ante su principal reto, que previsiblemente se materializará este año: la salida a Bolsa de esta empresa familiar.

El plan estratégico de Puig, presentado en 2021 tras el parón que supuso la pandemia —del que la empresa se recuperó rápidamente— ponía como objetivo llegar a los 3.000 millones de euros de facturación en 2023 y a los 4.500 en 2025. Las cifras anunciadas este jueves muestran que la empresa va muy por delante de los objetivos que ella misma se marcó. Según señala la compañía en un comunicado —la empresa no ha celebrado su tradicional rueda de prensa de presentación de resultados—, los ingresos netos de 2020 se han doblado un año antes de lo planeado y casi se han triplicado tres años antes de lo previsto.

El resultado bruto de explotación (ebitda), el indicador que mejor muestra la marcha del negocio porque es el que se obtiene sin contar con los impuestos y las amortizaciones, alcanzó los 849 millones de euros, un 33% más que el año anterior, y el margen de ebitda se situó en el 20%. La deuda financiera neta se cerró en 2023 en los 1.196 millones de euros.

La clave de este crecimiento ha sido la ampliación del perímetro de Puig, con la adquisición de importantes compañías en los últimos años —la marca de maquillaje Charlotte Tilbury en 2020, participaciones mayoritarias en Kama Ayurveda, Loto del Sur y Byredo en 2022, y justo al empezar este año, la adquisición de la alemana Barbara Sturm—, y el buen comportamiento de todos sus segmentos. Las ventas de fragancias y moda se situaron en 3.115 millones de euros (un 17% más que el año anterior); el segmento de dermocosmética fue el que más creció, un 31%, hasta los 431 millones de euros; y el de maquillaje llegó a los 773 millones (un 23% más).

El segmento de las fragancias supuso el 72% de las ventas de Puig. Destaca la buena marcha de la primera marca, Rabanne, que alcanzó por sí sola los 1.000 millones de euros en ventas netas. La marca Jean Paul Gaultier fue la que más creció, y en el conjunto del negocio de distribución de fragancias selectivas Puig ha alcanzado una cuota de mercado del 11%. El segmento de maquillaje tuvo un peso del 18% en las ventas totales, y el del cuidado de la piel un 10%.

Por áreas geográficas, el negocio de Puig ha dado un acelerón en Asia-Pacífico, con un crecimiento del 26% en las ventas, que llegan a los de 439 millones, y tanto en Europa como en América creció un 18%, con 2.322 millones y 1.543 millones de facturación respectivamente. La compañía destaca la buena marcha del negocio en países como Estados Unidos, Brasil, México, China o India.

Puig, una empresa familiar con más de 100 años de historia y que tiene en su portfolio marcas tan conocidas como Carolina Herrera, Nina Ricci o Adolfo Domínguez, llega con estas cifras a un año muy significativo. La compañía acaba de inaugurar la ampliación de su sede corporativa, con la segunda torre Puig en la plaza de Europa de L’Hospitalet de Llobregat, y entre agosto y octubre será protagonista de la Copa de Vela del América que se celebrará en Barcelona gracias en parte al impulso de Puig —que paralelamente dará nombre a la primera regata de vela femenina en el marco de esta competición, la Puig Women’s America’s Cup—.

Pero si este año será importante para la compañía es sobre todo por los planes de salida a Bolsa aunque manteniendo el control familiar. De concretarse supondría la mayor salida a Bolsa de una empresa española en la última década. Puig ya ha iniciado el proceso con asesores financieros y jurídicos, ha hecho los cambios pertinentes en su estructura de gobernanza, y se espera que la operación, si lo permite el mercado, culmine antes del verano: la valoración de mercado de la compañía puede alcanzar los 10.000 millones de euros.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Josep Catà Figuls
Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_