_
_
_
_
_

La preocupación por el cambio climático crece entre las empresas europeas

El informe ‘Risk in Focus’ resalta áreas de riesgo claves para los auditores internos. Ciberseguridad, capital humano y continuidad de negocio son los tres principales riesgos a afrontar este año

Rafael Durán
El cambio climático escala en el mapa de riesgos.
El cambio climático escala en el mapa de riesgos.Galeanu Mihai (Getty Images/iStockphoto)

El año 2023 ha sido el más cálido de los últimos 174 años, según ha confirmado la agencia europea de datos espaciales y climáticos Copernicus. El aumento global de la temperatura trae graves consecuencias que suponen la destrucción de los medios de subsistencia y de los recursos económicos, con la aparición de fenómenos meteorológicos cada vez más catastróficos. Y son cada vez más las empresas que consideran una prioridad estratégica la lucha contra el cambio climático y sus efectos, alineándose al ODS 13 (acción contra el cambio climático). Si bien, este interés se modula de unas regiones del mundo a otras.

Las empresas europeas son las que más preocupación muestran por el cambio climático, comparadas con las de África, Asia Pacífico, Norteamérica u Oriente Próximo. De hecho, solo las empresas europeas incluyen el riesgo climático dentro de la lista de los 10 principales riesgos a considerar. Lo sitúan en el puesto número siete, frente a Norteamérica, África y Oriente Próximo, que no aparece hasta el puesto 14, o Asia Pacífico y Latinoamérica, que lo posicionan en duodécimo lugar. Esta es una de las conclusiones que refleja el Risk in Focus Global, el informe mundial sobre riesgos empresariales en el que han colaborado los institutos de auditores internos de 111 países, incluido el Instituto de Auditores Internos de España (IAI).

La ciberseguridad sigue manteniendo su ya consolidado primer puesto: el 84% de los encuestados votaron la ciberseguridad como el riesgo número uno por sexto año consecutivo. De igual modo, el capital humano, la diversidad, la gestión del talento y su retención también mantuvieron su segundo lugar (58% de los encuestados) en el informe. El 43% de los encuestados clasificaron la incertidumbre macroeconómica y geopolítica como el tercer mayor riesgo para sus organizaciones, junto con los cambios en las leyes y regulaciones.

Sin embargo, hay riesgos que difieren en función de la región. En la mayoría de las regiones, los cambios normativos también figuran entre los cinco grandes riesgos, a excepción de África y Oriente Próximo, donde la liquidez financiera es más preocupante. Además, reflejo de los acontecimientos actuales, en Latinoamérica y Europa es el riesgo de inestabilidad geopolítica el que completa la lista de los cinco principales riesgos empresariales.

Entre las curiosidades que refleja el informe destaca cómo los cambios en los mercados fueron considerados un riesgo importante en Asia Pacífico y Norteamérica, pero no en otras regiones. Al igual que África ha sido la única región en la que el fraude ocupa uno de los cinco primeros puestos o, en Oriente Próximo, la gobernanza y la información corporativa.

Niveles de preocupación

El estudio también demuestra cómo cada región tiene distintos niveles de preocupación en función de cada riesgo. Los encuestados norteamericanos dieron a la ciberseguridad (85%) y al capital humano (65%) las calificaciones de riesgo más altas en comparación con otras regiones. La preo­cupación de este mercado por el riesgo de ciberseguridad responde, en parte, al temor de los expertos por que los ataques que actualmente se están dirigiendo a redes ucranianas puedan extenderse a EE UU, sin olvidar la normativa existente. En 2021, en EE UU había más de 250 proyectos de ley o resoluciones propuestas para el ámbito estatal o federal. En el caso de las aplicables en múltiples jurisdicciones, el tiempo necesario para seguir su progreso puede ser más que considerable. Además, este año, la SEC ha endurecido la normativa de reporting de ciberseguridad a las compañías cotizadas.

En el caso de Europa, mientras que la ciberseguridad obtuvo una puntuación casi tan alta como en Norteamérica (84%), las otras áreas de mayor preocupación fueron la incertidumbre geopolítica y el cambio regulatorio (ambos con un 43%). Europa fue la única región en la que el cambio climático superó el 30%. Esta preocupación viene dada, en gran parte, por la necesidad de las empresas de cumplir con los distintos paquetes legislativos aprobados por la UE hasta la fecha en su apuesta por liderar la lucha contra el cambio climático.

América Latina compartió la preocupación de Europa por la incertidumbre geopolítica (42%), pero también declaró un alto riesgo por el cambio normativo (48%) y la disrupción digital (38%).

Asia Pacífico se mostró especialmente preocupada por la continuidad del negocio (61%) –dada la creciente interconexión de los riesgos– y los cambios en el mercado (47%), en comparación con otras regiones.

Oriente Próximo presentaba unos niveles de riesgo mucho más elevados para la gobernanza e información corporativa (45%) que otras regiones y también era ligeramente superior para la comunicación/reputación (28%). Estos resultados se explican por la enorme cantidad de capital que la región está invirtiendo en grandes proyectos de infraestructuras y tecnología, haciendo necesario la profesionalización de la gobernanza para apoyar su éxito.

Un frente común para afrontar la policrisis

Metodología europea. Este año es la primera vez que el informe Risk in Focus Global se realiza siguiendo la metodología del estudio que se venía haciendo en Europa. El informe se ha elaborado a partir de una encuesta a 4.207 directores de auditoría interna de empresas de seis regiones: África, Asia Pacífico, Europa, Latinoamérica, Norteamérica y Oriente Medio. En él han colaborado 111 institutos de auditores internos, incluido el Instituto de Auditores Internos de España  (IAI), organización que preside Sonsoles Rubio, a su vez directora de auditoría interna de Iberdrola. 

Colaboración. Durante los últimos ocho años, Risk in Focus ha buscado resaltar áreas de riesgo clave para los auditores internos al preparar su trabajo de evaluación de riesgos, planificación anual y alcance de la auditoría. El informe de investigación de 2024 ha revelado una policrisis inminente como una serie de eventos de riesgo de alto impacto que ocurren simultáneamente y exacerban una multitud de riesgos interconectados. El informe insta a las juntas directivas a colaborar con los auditores internos para afrontar la policrisis centrándose inquebrantablemente en la resiliencia organizacional y trabajando juntos para responder rápidamente a la infinidad de riesgos inmediatos y de rápida evolución que enfrentan las empresas en la actualidad.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Rafael Durán
Lleva más de una década a cargo de los temas de sostenibilidad en la sección de Buen Gobierno, tarea que compagina con la edición de CincoDías. Aterrizó en el periódico en el año 2000 y pasó una temporada en la sección de Opinión. Antes, en El Siglo de Europa y El Nuevo Lunes. Es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Archivado En

_
_