_
_
_
_

La transparencia gana terreno en las compañías del Ibex

Iberdrola, Enagás y Meliá son las que mejor puntuación obtienen en ética y cumplimiento en el tercer informe de la Fundación Haz sobre la materia, que constata el avance general de las compañías

Rafael Durán
Detalle de la Torre Iberdrola, sede de la compañía energética en Bilbao.
Detalle de la Torre Iberdrola, sede de la compañía energética en Bilbao.

La transparencia empresarial, entendida como la disponibilidad para acceder a la información necesaria de una organización, es clave para un buen gobierno, ya que permite conocer el de­sempeño de la empresa, genera confianza y, por tanto, ventajas competitivas. Así lo entienden las empresas del Ibex 35, que cada vez dan más pasos, en general, para transitar del hermetismo a la transparencia. Y así lo refleja el tercer informe Transparencia y buen gobierno sobre prácticas de ética y cumplimiento de las empresas del Ibex 35, realizado por la Fundación Haz (antes Fundación Compromiso y Transparencia) con el apoyo de la Asociación Cumplen, que confirma la mejoría apuntada el año anterior.

Así, las empresas que componen el índice selectivo español siguen mejorando su transparencia sobre las prácticas de ética y cumplimiento, en un ranking que encabeza en solitario Iberdrola (con 29 puntos), seguida por Enagás y Meliá Hotels (27), que comparten la segunda posición, y ACS (25), en tercer lugar, según el informe. En este ranking son ya 11 las empresas calificadas de transparentes; a las cuatro mencionadas se suman, por este orden, CaixaBank, Redeia, Inditex, Indra, Telefónica, Aena y Ferrovial. Este grupo lo integran las empresas que obtienen más de 20 puntos. Las compañías translúcidas (entre 11 y 20 puntos) se elevan a 21, dos más que hace un año; mientras que las opacas se han reducido a tres entidades frente a las seis de 2022. Aún permanecen en el furgón de cola Grifols, Unicaja y ArcelorMittal.

El informe examina la transparencia de las empresas de acuerdo con la información voluntaria publicada en la web sobre 16 indicadores agrupados en cinco áreas: políticas y procesos; responsable de cumplimiento; formación y concienciación; canal ético, y gobierno.

El mayor progreso con respecto al informe del año pasado se observa en el área de canal ético, un “resultado esperado”, se destaca en el estudio, debido a la aprobación el 20 de febrero de la Ley 2/2023, reguladora de la protección de las personas que informen sobre infracciones normativas y la lucha contra la corrupción, conocida como ley del informante, que ha concretado el funcionamiento de los canales de información. El 100% de las empresas ya cuentan con el canal e informan sobre él.

El segundo mayor avance se ha dado en el área de gobierno, que sube del 23% al 36%. Esto es debido a que el área de cumplimiento empieza a reflejarse de manera más explícita en el informe de actividades de la comisión de auditoría. En esta área, lo referido a la información sobre la gestión de los riesgos específicos sobre ética y cumplimiento ha experimentado una clara mejoría. El informe de este año refleja que el 66% de las empresas (23, que son cinco más que el año pasado) del Ibex identifican en su análisis de materialidad los riesgos de cumplimiento, ética o integridad.

Código ético

También progresa en todos sus indicadores el área de políticas y procesos, que pasa del 49% al 57%. La publicación de un código ético o de conducta es una práctica ya generalizada en todas las empresas. La adopción de la política general de cumplimiento va claramente en aumento, si bien todavía son pocas las compañías que lo hacen, un 34%.

En el área de información sobre el responsable de cumplimiento, el indicador referido al informe de cumplimiento sigue siendo el más quebrantado en todas las áreas del estudio. No obstante, en este apartado la nota positiva la da Iberdrola, que publica por primera vez un informe específico sobre el área de cumplimiento: Informe de transparencia del sistema de cumplimiento 2022. En realidad, es el segundo informe sobre el área de cumplimiento que elabora la compañía, pero el estudio de la Fundación Haz lo recoge por primera vez porque la edición del año pasado se cerró antes de su publicación. Iberdrola es por tanto la primera empresa que responde al reto de cumplir con el indicador clave de publicar un informe anual en el que la unidad o persona responsable del área de cumplimiento rinde cuenta de sus actividades, logros y objetivos.

El área de formación y concienciación resulta clave para impulsar dentro de la compañía una verdadera y eficaz cultura ética, destaca el informe. Y establece como gran reto de la función de cumplimiento el poder dar el salto de un enfoque normativista, centrado en el cumplimiento formal de normas, a otro orientado al aprendizaje y crecimiento ético de las personas. En esta área, aunque las acciones de concienciación han aumentado, del 6% al 14%, siguen siendo grados de cumplimiento bajos, pues todavía son pocas las empresas que informan con detalle de estas iniciativas distinguiéndolas con claridad de las acciones formativas.

Conclusiones y recomendaciones

El informe de la Fundación Haz aplaude, en sus conclusiones y recomendaciones, el avance global constante en la información de todas las áreas de transparencia que se refleja en este su tercer informe, lo que es una prueba, destaca, de la creciente importancia que el área de cumplimiento ha ido adquiriendo en los últimos años en el sector empresarial. Remarca asimismo que las empresas asumen un modelo de cumplimiento que va más allá de la observancia puramente legal, pues la mayoría sigue situando las cuestiones de cumplimiento en el área de gobierno corporativo.
Pero ese avance que constata tiene todavía importantes retos que cumplir desde el punto de vista de la transparencia y la calidad de la información, que incide en que no han variado con respecto a las dos ediciones anteriores y que se concretan en cuatro puntos, si bien con algún matiz particular revelado este año: a) mejorar la rendición de cuentas del responsable de cumplimiento incorporando la práctica de publicar el informe anual; b) incluir información sobre los resultados y el funcionamiento del canal; c) informar de las acciones para concienciar a los diferentes grupos de interés sobre las cuestiones relacionadas con la integridad, la ética y el cumplimiento, y d) mejorar la calidad y utilidad de los informes de las comisiones del consejo describiendo las acciones de impulso y compromiso para generar una cultura de cumplimiento

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Rafael Durán
Lleva más de una década a cargo de los temas de sostenibilidad en la sección de Buen Gobierno, tarea que compagina con la edición de CincoDías. Aterrizó en el periódico en el año 2000 y pasó una temporada en la sección de Opinión. Antes, en El Siglo de Europa y El Nuevo Lunes. Es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid.

Archivado En

_
_