_
_
_
_
_

Cirsa admite contar con músculo financiero para una gran compra

La compañía de juego mantendrá una estrategia de adquisiciónes selectivas, pero no descarta “oportunidades”

Exterior del Casino de Valencia, operado por Cirsa.
Exterior del Casino de Valencia, operado por Cirsa.

La mejora financiera que viene apuntando Cirsa en el último año y medio, en paralelo a una evolución del negocio por encima de los niveles pre-Covid, tienta a la compañía de juego a ser más ambiciosa en su política de compras.

Un punto en el que se ha mantenido activa, con la adquisición en marzo de este año de Modena Giochi, una empresa italiana de máquinas, y en 2022 con la compra del 60% del operador de juego online, también italiano, ePlay24. Inversiones de las que Cirsa no ha detallado cuantías, pero que son modestas dentro de una política de adquisiciones selectivas, de empresas de pequeño tamaño que se complementen con los negocios y geografías que opera el grupo, propiedad de Blackstone.

Pero este ve capacidad para apretar el acelerador, si aparece la oportunidad. “La muy buena evolución tanto a nivel financiero de la compañía, en cuanto a la reducción de la deuda o la mayor caja disponible, nos puede dar la oportunidad de elevar el techo que podríamos tener en nuestra capacidad para hacer compras”, explicó el director financiero de Cirsa, Antoni Grau, en la presentación de sus resultados trimestrales ante analistas.

Este, eso sí, insistió en que la estrategia principal será la de compras de empresas pequeñas, complementarias y en mercados regulados. “Tenemos una buena lista de compras en estudio”, dijo Grau, refiriéndose a ese enfoque más conservador.

Pero este, a continuación, reconoció que “es cierto que la cantidad de adquisiciones que podemos hacer, con una mayor generación de ebitda y mayores niveles de caja, es mayor de la que teníamos antes”.

“Por supuesto, miramos oportunidades. Si aparece una buena, siempre sería dentro del marco de una adquisición con múltiplos razonables”, añadió el ejecutivo, aputando a que, “en estos momentos, no prevemos una gran compra”.

Cirsa contaba a cierre del tercer trimestre con una caja neta de 231,5 millones, y un acceso total a liquidez de 528,8 millones, mientras que su deuda financiera neta se situaba en 2.263 millones, con un ratio de apalancamiento de 3,6 veces el ebitda.

“Es compatible hacer más compras y seguir redudiendo nuestros ratios en 0,2 o 0,3 puntos cada año”, añadió Grau.

Además, este apuntó a una próxima refinanciación de una emisión de bonos de 390 millones que vencerá en mayo de 2025. “Nuestra intención sería acometer esta refinanciación a finales del primer trimestre de 2024, principios del segundo”, dentro de una política de refinanciar con 12 meses de antelación.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Javier García Ropero
Redactor de la sección de empresas, especializado en distribución, gran consumo y economía del deporte. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Especialista en información económica de la UIMP. Desarrolla su carrera en CincoDías desde 2011 tras haber pasado por El Mundo y Vocento.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Archivado En

_
_