_
_
_
_

La OCU sigue a Francia y pide que se retire el iPhone 12 de las tiendas españolas

La Agencia Nacional de Frecuencias francesa detectó que las emisiones de ondas de este móvil de Apple supera el límite legal de la UE

CINCO DÍAS
Apple
Logo de Apple en una tienda en Lille, Francia.STEPHANIE LECOCQ (REUTERS)

Tras la retirada del iPhone 12 en Francia al detectarse que sus emisiones de ondas superaban el límite legal de la Unión Europea, la OCU ha pedido este miércoles que en España se adopte la misma medida ante las dudas sobre la seguridad del dispositivo. La Organización de Consumidores y Usuarios española exige la retirada temporal del móvil de Apple de las tiendas en España, siguiendo la decisión adoptada por el Gobierno francés este martes. La noticia se conoció el mismo día que el gigante tecnológico lanzaba al mercado los nuevos iPhone 15.

La OCU pide, además, que las autoridades españolas y europeas revisen y confirmen las emisiones de este terminal en los diferentes países miembros, así como las del resto de móviles que hay actualmente en el mercado, al tiempo que insta a Apple a solucionar este problema de exceso de emisiones en los terminales en uso de forma rápida y gratuita.

Según explicó este martes la Agencia Nacional de Frecuencias (ANFR) francesa, el iPhone 12 sobrepasa los límites de emisión de ondas de radiofrecuencia admitidos por la normativa, lo que significa que el cuerpo humano absorbe más radiación en el contacto con este dispositivo de la que se considera segura.

La OCU ha aclarado en un comunicado que, una vez se comercializa un móvil, son las agencias de cada país las que se encargan de controlar las emisiones radioeléctricas y la exposición a las ondas electromagnéticas. En Francia, la ANFR ha medido los límites de 141 modelos de móviles a la venta, entre ellos el iPhone 12, y en el transcurso de esas pruebas se ha comprobado que ese modelo de Apple emite unas ondas demasiado potentes, que sobrepasan el índice de absorción específica de energía establecida por este organismo, considerada como segura.

Los aparatos se miden en contacto con el cuerpo y deben respetar unos límites reglamentarios de absorción (DAS) de 4 W/kg en las extremidades o 2 W/kg en el tronco o la cabeza. Esas mediciones deben realizarse en condiciones muy desfavorables, según continúa la OCU. Es decir, con el móvil emitiendo a máxima potencia, en la red más desfavorable y en la posición en la que la antena del móvil más incide sobre el cuerpo.

En el caso del iPhone 12 se ha comprobado que las ondas superan el límite establecido en el caso de las extremidades. En vista de ello, se ha retirado del mercado en Francia y se ha instado a Apple a que tome las medidas para que los teléfonos cumplan las normas.

Desde la organización española señalan cobre los iPhone 12 ya vendidos que Apple “debería actuar para solucionar el problema y conseguir que sea un teléfono seguro para los usuarios”. El iPhone 12 se presentó a mediados de octubre de 2020 y se convirtió en el teléfono móvil 5G más vendido ese mes, acaparando, junto con el modelo de su misma familia 12 Pro, una cuarta parte de las ventas globales de dispositivos 5G en ese periodo según datos de Counterpoint.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_