_
_
_
_

Renfe logra en abril sus primeros beneficios en 2023

El grupo pierde 67,6 millones en el cuatrimestre, frente a los 97 millones en rojo del periodo comparable de 2022

Javier Fernández Magariño
Viajeros con maletas entre trenes de Renfe en uno de los andenes de la estación madrileña de Atocha.
Viajeros con maletas entre trenes de Renfe en uno de los andenes de la estación madrileña de Atocha.Jesús Hellín (Europa Press)

El incremento en el número de viajeros y la contención de costes, a lo que con tribuye un menor precio de la energía y la congelación de cánones por parte de Adif, ha llevado al grupo Renfe a cerrar en abril su primer mes con beneficios en este 2023. La ganancia es de 2,8 millones, lo que contrasta con los 1,53 millones en rojo del mismo mes de 2022 y los 45,8 millones que Renfe se dejaba en abril de 2021.

Los resultados de abril han pasado por el consejo de administración, donde se ha puesto de manifiesto la remontada desde unos primeros meses de invierno tradicionalmente difíciles para el transporte. En abril, sin embargo, se ha notado el impulso de la Semana Santa y de eventos como la Feria de Abril en Sevilla, la celebración de Sant Jordi en Barcelona o la operación salida del puente de mayo. La operadora ha logrado un ebitda de 42 millones.

El cuarto mes del año ya marcó un hito el año pasado, siendo el primero en beneficios para Renfe Viajeros desde que estallara la pandemia. La división del transporte de pasajeros ganó entonces 3,7 millones.

En el acumulado del primer cuatrimestre, la empresa pública ha atendido a 170′4 millones de viajeros, 40′1 millones de viajeros más (+31%) que en el mismo período de 2022. En este caso es significativo el tirón de los servicios de Cercanías y Media Distancia, bonificados a través de los abonos gratuitos que aprobó el Gobierno.

En cuanto al AVE, logra subir a 900.000 nuevos viajeros a la alta velocidad en los cuatro primeros meses del ejercicio, lo que se traduce en un incremento del 15,1% sobre el tráfico del primer tercio de 2022. Renfe, que compite con Iryo y Ouigo, recuerda que cuenta con la misma flota que hace más de diez años, lo que habla del “gran esfuerzo” para mejorar la ocupación de sus trenes de alta velocidad y atender el despliegue de nuevas líneas a Alicante, Granada, Ourense, Murcia o Burgos. La compañía espera ganar margen de actuación con la entrada a partir de noviembre de los trenes Avril encargados a Talgo.

Pese a la mejora en el desempeño de la operadora, los resultados del cuatrimestre siguen teñidos de rojo. Las pérdidas acumuladas hasta el cierre de abril suman 67,6 millones, mejorando desde los 97 millones perdidos a abril de 2022 a pesar de unos costes financieros al alza por el incremento de tipos de interés. Los ingresos ascienden un 5,7%, hasta los 1.3352 millones, mientras que los gastos han aumentado un 2,3% (1.261 millones). El ebitda, por su parte, da un salto del 158%, hasta rozar los 71 millones de euros.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Javier Fernández Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.

Más información

Archivado En

_
_