_
_
_
_

La industria del azulejo exige un rescate con ayudas directas para evitar miles de despidos y cierres

El 70% de las empresas recortó plantillas o presentó ertes por el alto precio del gas y el escaso apoyo público

Carlos Molina
Imágen de la reunión de los firmantes del Manifiesto con el ministro de Industria, Comercio y Turismo, Héctor Gómez.
Imágen de la reunión de los firmantes del Manifiesto con el ministro de Industria, Comercio y Turismo, Héctor Gómez.

Treinta asociaciones de empresas castellonenses ligadas al azulejo se han reunido esta tarde con el ministro de Industria, Comercio y Turismo, Héctor Gómez, para solicitar un rescate con ayudas directas para evitar miles de despidos y cierres de empresas.

Esas compañías presentaron a Gómez el Manifiesto para Salvar la Economía de Castellón, en el que detallaron la compleja situación que afrontan como consecuencia de la tormenta perfecta que les ha alcanzado este ejercicio. Por un lado, el crecimiento imparable del precio del gas, que ya supone el 39% de toda su facturación, ha elevado la asfixia económica de estas compañías, lo que ha provocado que, según sus cifras, el 70% de las compañías despidiera personal o presentara expediente temporales de regulación de empleo. “Solo en 2022 se perdieron 1.100 puestos de trabajo y este año puede ser peor. Es el mayor riesgo de desindustrialización de toda una provincia en las dos últimas décadas”.

Los firmantes del manifiesto también achacan su delicada situación financiera al escaso apoyo público. El Gobierno central anunció en diciembre pasado medidas para todas las industrias gasintensivas, cuya tramitación aún no ha concluido, que apenas recogen ayudas directas por 450 millones que se tienen que repartir entre 36 actividades económicas, entre ellas la industria azulejera de Castellón. Para tratar de evitar ese desplome, los firmantes exigen un plan de rescate con ayudas directas como han aprobado Portugal, Italia o Alemania.

“Es la primera vez que pedimos ayudas. El gran riesgo que se corre es el de la desindustrialización y estamos preocupados por la deslocalización de las empresas”, recalcó Luis Martí, presidente de la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana en Castellón. El documento relata que como las empresas de Italia, el principal competidor del azulejo español, han recibido desde 2022 un subsidio a través de un crédito fiscal, lo que en la práctica ha aminorado entre un 20% y un 45% la factura del gas. Otros competidores, como Alemania o Portugal, también han puesto en marcha ayudas directas como el subsidio al gas cuando cotiza por encima de los 70 euros el megavatio hora en Alemania o la minoración en 40 euros en el precio del gas para la industria en Portugal. “El sobrecoste energético ha sido de 2.000 millones en 16 meses y el Gobierno solo ha dado 22 millones, apenas un 1%. Es una situación sobrevenida y en la comparación con el resto de países, España sale mal parada, ya que Italia ha repartido 600 millones y Portugal ha topado el gasto durante mucho tiempo”, subrayó.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Carlos Molina
Periodista de la sección de Empresas, especializado en hoteles, turoperadores, agencias de viajes y aerolíneas. Trabajó en la sección de Especiales entre 2001 y 2005 y escribió sobre comercio exterior, política económica y macroeconomía en la sección de Economía entre 2005 y 2015. También ha trabajado en ABC, Interviú y el diario Mediterráneo.

Más información

Archivado En

_
_