_
_
_
_
_

El sueldo no es un juego en EE UU: Justicia demanda a Activision por los salarios en sus ligas de ‘eSports’

Las autoridades consideran que la empresa limitó los pagos a los jugadores

Imagen de archivo de un equipo de eSports.
Imagen de archivo de un equipo de eSports.Marko Geber (Getty Images)

Los videojuegos son más que un simple pasatiempo. Buena cuenta de ello puede dar Activision, que, a instancias de ellos, tuvo a comienzos de esta semana un encontronazo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos. La empresa detrás de sagas como Overwatch o Call of Duty, el juego de guerra que ha sido uno de los mayores éxitos de la historia con 400 millones de copias vendidas en todo el mundo, fue acusada de limitar ilegalmente los salarios que perciben los jugadores de su liga de eSports.

Según detalla la demanda presentada por el Departamento de Justicia, para capitalizar el éxito de la saga de ambos videojuegos, Activision creó sendas ligas de eSports. En ellas, equipos de jugadores profesionales competían entre sí bajo la mirada de millones de seguidores. En el caso de Overwatch, en la primera temporada de la competición 107 millones de personas contemplaron el desarrollo de la misma. Por su parte, el canal oficial de la liga de Call of Duty atrajo una media de 15 millones de visitas al mes.

En las ligas, los equipos de eSport no solo compiten por ganar, sino que también luchan por fichar a los mejores jugadores. Desde el comienzo de las ligas, Activision y los equipos acordaron imponer reglas que tenían por objetivo reducir el nivel de competencia por hacerse con los mejores jugadores. “Bajo esta regla, que Activision llamó el impuesto de balance competitivo, los equipos eran multados si los sueldos que pagaban a sus jugadores excedían cierta horquilla. Por cada dólar que superara el límite, Activision multaría al equipo con un dólar que sería distribuido entre el resto de equipos que sí cumplieran las normas”, detalla el documento.

El motivo de la demanda es que a ojos de las autoridades estadounidenses, estos límites salariales menoscabaron los derechos de los jugadores profesionales que competían en las ligas, haciendo que ganaran menos dinero del que en teoría, deberían haber percibido.

“Los videojuegos y las ligas de eSports están entre las formas más populares de entretenimiento, y los jugadores profesionales, al igual que el resto de trabajadores, merecen beneficiarse de la competencia por hacerse con sus servicios. La conducta de Activision evitó que esto sucediera”, dijo al respecto Jonathan Kanter, fiscal general adjunto de la división de conductas anticompetencia del Departamento de Justicia”.

Si el Tribunal del Distrito de Columbia valida la demanda de la fiscalía, Activision tendría prohibido imponer cualquier norma que limitara la remuneración de los jugadores. La propuesta del Departamento de Justicia requeriría que Activision certificara ante las autoridades que ha puesto fin al impuesto de balance competitivo, que implemente medidas de protección de denunciantes y que notifique y explique la sentencia final a los equipos y jugadores de sus ligas. Tras un periodo de recepción de comentarios de 60 días de duración, el Tribunal del Distrito de Columbia estudiará el caso.

En la documentación adjunta en la que se entra más en profundidad en los motivos de la demanda, el Departamento de Justicia sostiene que los equipos de las ligas de eSports han reconocido que sin la medida que fijó Activision habrían gastado más dinero en pagar a sus jugadores.

“Mientras que los jugadores de otras ligas profesionales de eSports han acordado restricciones salariales como parte de la negociación de un convenio colectivo, los jugadores de las ligas de Activision no son miembros de ningún sindicato ni han negociado esas normas”, explica la demanda.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Fernando Belinchón
Madrid. 1994. Máster en periodismo económico por la Universidad Rey Juan Carlos. Redactor de la Mesa Web de CincoDías. En el periódico desde 2016.

Archivado En

_
_