_
_
_
_

Safran, crecimiento orgánico y compromiso ambiental

El gigante aeronáutico francés incrementó sus ingresos un 25% en 2022, hasta 19.000 millones

Safran magnitudes Gráfico
ETHIFINANCE RATINGS

Con sede en Francia, Safran es un grupo internacional de alta tecnología con una posición de liderazgo en propulsión, diseño de interiores y equipamiento para aeronaves civiles y militares. El grupo es conocido por su motor LEAP, desarrollado en colaboración con General Electric (GE), usado para impulsar algunos de los modelos de aeronaves comerciales más populares, como el Boeing 737 Max, el Airbus A320neo y el Comac C919. Como dato a destacar, durante 2022, CFM -Joint Venture entre Safran y GE- entregó un total de 1.196 motores (1.136 LEAP y 60 CFM56) frente a los 952 del año anterior, viéndose favorecido por el aumento de las entregas de aeronaves a clientes finales por parte de Airbus y Boeing.

El grupo opera a través de tres líneas de negocio: Aeroespacial y Propulsión (50% de los ingresos en 2022), en el que Safran diseña, desarrolla, fabrica y vende motores para aeronaves, helicópteros y satélites, ya sea en solitario o en asociación con otras empresas; Equipamiento y Defensa de Aeronaves (40%), en el que Safran fabrica, vende y repara equipamiento para aeronaves (trenes de aterrizaje, ruedas, frenos, sistemas de ventilación); e Interiores de Aeronaves (10%), en el que Safran vende asientos, accesorios de cabina, armarios y equipamiento de cabina.

La compañía opera en todo el mundo, representando Europa el 41% de los ingresos en 2022, seguida de América (38%), Asia y Oceanía (13%), y África y Oriente Medio (8%).

A pesar del entorno macroeconómico difícil, con restricciones en las cadenas de suministro, aumento de la inflación y cierre de ciertas actividades en Rusia, el 2022 fue para Safran muy positivo desde el punto de vista operativo. Los ingresos aumentaron un 24,8%, de 15.300 millones de euros en 2021 a 19.000 millones de euros. El crecimiento fue principalmente orgánico (15,8%), respaldado por un aumento de las ventas de OEM, así como un incremento de los ingresos por servicios, con un aumento adicional (9,1%) debido al efecto divisa, mientras que los cambios en el perímetro tuvieron un impacto menor en los ingresos (-0,1%).

En consecuencia, los ingresos de explotación recurrentes aumentaron un 33,4% (28% orgánico), de 1.800 millones de euros a 2.400 millones. El margen de los ingresos de explotación recurrentes aumentó 80 puntos básicos, del 11,8% en 2021 al 12,6%, reflejando su posición de liderazgo en el sector y su capacidad para repercutir unos costes más elevados a sus clientes.

El flujo de caja libre también aumentó, de 1.700 a 2.700 millones de euros, gracias a la mejora en el flujo de operaciones y la evolución favorable del working capital (729 millones de euros), a pesar del aumento de Capex (de 756 millones de euros en 2021 a 879 millones de euros en 2022). A este respecto, la estructura financiera de la empresa es muy sólida. A finales de 2022, Safran tenía una posición de tesorería neta, en comparación con un ratio de apalancamiento (NFD/Ebitda) de 0,55x a finales de 2021. Además, la liquidez de Safran es muy fuerte y los vencimientos de deuda están bien distribuidos.

De cara al futuro, el principal reto para la industria aeroespacial es reducir su huella medioambiental, ya que es uno de los sectores más sensibles al medio ambiente. De hecho, es considerado, junto con el petróleo y el gas, uno de los principales contribuyentes al calentamiento global. Como líder en su sector, Safran se toma en serio sus obligaciones. En este sentido, el grupo ha desvelado que uno de sus objetivos es la reducción de emisiones, como parte de su recorrido para limitar el calentamiento global a 1,5 °C, de acuerdo con la iniciativa Science Based Targets (SBTi).

Esto incluye la reducción de las emisiones absolutas de GEI de Alcance 1 y Alcance 2 en un 50,4% para 2030, en comparación con 2018, y de las emisiones de GEI de Alcance 3 por kilómetro de asiento en un 42,5% para 2035, también en comparación con 2018. A este respecto, Safran ha activado a sus 400 proveedores principales, más del 80% de los cuales, respondieron al cuestionario de Safran para evaluar sus emisiones de CO2 y la madurez de su trayectoria de descarbonización.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_