_
_
_
_

El regulador británico eleva la alarma sobre la compra de VMware por Broadcom

La decisión llega unos días después de que Londres rebajara su inquietud por la adquisición de Activision por parte de Microsoft

CINCO DÍAS
Logotipo de Broadcom en sus oficinas de San Jose (California).
Logotipo de Broadcom en sus oficinas de San Jose (California).AFP

La Autoridad de la Competencia y los Mercados (CMA) del Reino Unido ha decidido remitir a una investigación en profundidad la compra del proveedor de servicios en la nube VMware por parte del fabricante de chips estadounidense Broadcom, pactada hace un año por unos 61.000 millones de dólares (56.750 millones de euros), ante el riesgo de que resulte en una “disminución sustancial de la competencia” en el país y después de que Broadcom haya declinado ofrecer compromisos para aliviar las preocupaciones del regulador.

La adquisición fue una de las mayores operaciones de 2022 y representaba millonarias ganancias para el mayor accionista de VMware, el multimillonario Michael Dell. Los servicios de esta firma son utilizados por grandes corporaciones para gestionar redes de nubes privadas y públicas, así como centros de datos.

“La CMA ha remitido la adquisición prevista por parte de Broadcom de VMware para una investigación en profundidad, sobre la base de que, según la información disponible actualmente, es o puede ser el caso que se espere que esta Fusión resultara en una disminución sustancial de la competencia dentro de un mercado o mercados en el Reino Unido”, ha anunciado este miércoles el regulador británico.

El anuncio de este miércoles supone un fuerte contraste con la decisión del regulador de la pasada semana, cuando anunció que rebajaba su inquietud ante la compra de Activision por Microsoft. En ese caso, la CMA consideró que no sería beneficioso para el gigante tecnológico estadounidenses limitar los juegos del estudio solo a su plataforma Xbox.

El pasado mes de diciembre, la Comisión Europea anunció una investigación en profundidad para dilucidar si la compra de VMware por Broadcom puede dañar al sector por restringir la competencia en el mercado de ciertos componentes que son interoperables con el software de VMware.

La Autoridad británica ya había advertido la semana pasada, después de una investigación preliminar, de sus preocupaciones respecto del impacto sobre la competencia de la transacción, advirtiendo de que abriría una investigación en profundidad si las partes no ofrecían compromisos que aliviaran dichos problemas.

En este sentido, el regulador ha informado de que “el 22 de marzo de 2023, Broadcom informó a la CMA de que no ofrecería tales compromisos”, tras lo que la CMA ha decidido remitir el caso a su presidente con vistas a la constitución de un grupo para llevar a cabo una “investigación de fase 2″ con arreglo a la Ley de Reforma Regulatoria y Empresarial de 2013.

Con esta operación, Broadcom, que fabrica diferentes chips para móviles y redes de telecomunicaciones, busca diversificar sus negocios. La compra de VMware le daría acceso al negocio de los centros de datos, donde la tecnología de esta es un pilar para los clientes en la nube

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_